Directo
Cómo ver Worlds 2021 en el canal de Ibai Llanos y en el de la LVP Ver ahora
Calendario Worlds 2021: todos los partidos del mundial de LoL Ver ahora
Iberian Cup 2021: calendario, equipos participantes y partidos Ver ahora
Streaming & Ansiedad
Streaming & Ansiedad / Unsplash

|

La ansiedad, el gran problema de la generación de streamers

Nos ponemos en contacto con psicólogos —Alejo García-Naveira y Marc Masip— y creadores de contenido —Elxokas, ChusoMMontero, Cristinini y Moyorz87— para abordar un tema que parece inherente a la creación de contenido: la ansiedad. 

Voy a empezar haciéndote una pregunta: ¿sabes cuántos seguidores tienes ahora mismo en Twitter? ¿En Instagram? ¿Recuerdas cuántos "Me Gusta" tuvo tu última publicación? Si perteneces a la generación que ha visto nacer la nueva era tecnológica lo más probable es que tu respuesta sea que sí.

Ahora imagina que tu trabajo, además, dependiera de ello. Que tus ingresos, tu estabilidad y tu futuro estuvieran presentes en un hecho tan (a priori) intrascendente como haber perdido 5 seguidores en un día. Sería inevitable que el por qué te corroyera, ¿no?

Nos sorprendemos con los argumentos descabellados de los capítulos de Black Mirror cuando lo cierto es que ya vivimos en una era en la que la aceptación social se gana con “Me Gusta” y las autoevaluaciones vienen impuestas por las métricas en redes sociales. Imagina encima vivir de ello.

Visto así, parece inevitable que otro ingrediente común acompañe a los jóvenes de hoy en día: la ansiedad. No son pocos los creadores de contenido que han compartido sus experiencias personales con el tema, visibilizando un problema que parece inherente a la exposición que conlleva su trabajo.

Alejo García-Naveira —Coordinador de la Sección de Psicología del Deporte del Colegio Oficial de la Psicología de Madrid y Gaming Residence define la ansiedad como un estado emocional que se representa en 3 sistemas de respuesta: cognición (preocupaciones, pensamientos negativos recurrentes, etc.), fisiológico (aumento tasa cardíaca, tensión muscular, etc.) y conductual (paralizado, inquieto, etc.).

Las preocupaciones e inseguridades son parte de la vida, por lo que todos podemos decir que hemos incurrido en mayor o menos medida en respuestas cognitivas negativas en algún momento. El problema surge cuando vemos que esta situación parece ser la norma y no la excepción.

 

¿Es la ansiedad un problema generacional?

Para Marc Masip, CEO Fundador de DESCONECT@ y psicólogo especializado en nuevas tecnologías, la respuesta a esta pregunta está estrechamente ligada a las redes sociales y los videojuegos, terrenos en los que “detectamos una necesidad absoluta de pertenencia a grupo y admiración (algo normal y que bien gestionado no debería causar problemas)". 

“Recibir likes, comentarios, seguidores... sentir que alguien ‘está por ti’. El gran problema es que tenemos una vida real y vendemos una vida virtual estupenda. Cuando somos conscientes de que la vida que vendemos en las redes sociales no va acorde a la realidad se genera una frustración enorme, la frustración es gran amiga de la depresión y la adicción”, explica Masip. 

En este sentido, es como si los creadores de contenido interpretaran constantemente el papel de impostores, teniendo sus seguidores el poder de reportar cuando quieren y someterles a juicio, a votación. Porque poco importa el almacén cuando el escaparate está bonito, ¿no?

Ansiedad & creación de contenido
Ansiedad & creación de contenido / Unsplash

Pero los propios youtubers/streamers son muy conscientes de este problema, y ante la pregunta de ‘¿existe relación directa entre la ansiedad y la creación de contenido?’, ChusoMMontero, Elxokas, Cristinini, y Moyorz lo tienen claro: Sí.

Chuso nos confiesa que hace poco que pasó por este mismo problema, “nunca la había padecido en tanta medida, solo en momentos puntuales de mucho estrés, pero hace poco de tanto que tenía que hacer rompí”, y encuentra una relación estrecha entre la ansiedad y las nuevas generaciones, si bien puntualiza que es algo aún más extremo en el caso de la creación de contenido.

Chuso Montero
Chuso Montero / Twitter

“Los creadores de contenido tenemos aún más agentes estresantes y generadores de ansiedad, como la exposición, la presión, el juicio público, etc. Todas estas movidas son cosas ante las que nadie nos ha preparado". 

Si eres de los que pensaba que “vivir de lo que te gusta”, “no tener horarios” o “jugar todo el día” es la hostia (con perdón), puede que la opinión de estos streamers te desencante, porque nos dejan claro que no es oro todo lo que reluce.

 

El hecho de que tu trabajo sea también tu hobby, ¿es un agravante para la ansiedad?

Otro factor común que comparten los creadores de contenido es el hecho de que la mayoría convierten su pasión en su trabajo y fuente de ingresos. Pero, ¿hasta qué punto es esto bueno? ¿Tus pasiones pueden diluirse en la obligación?

“La línea entre que sea tu trabajo y que también sea tu hobby y te gusta lo que haces es delgada, y por ahí fácilmente tiendes a trabajar más de lo que debes...”, afirma Chuso.

Y no es el único con esta sensación. Elxokas confiesa que “padecía de ansiedad desde antes de ser streamer, si bien “cuando eres un tryhard stremeando, el nivel de ansiedad y estrés está por las nubes porque tratas de dar lo mejor de ti en cada stream, de llenarlo de contenido de calidad, igual que un piloto de Fórmula 1 o un jugador profesional de basket". 

Opinión que también comparte Cristinini: “tu estabilidad mental siempre está puesta a prueba. Nosotros mismos, los creadores, podemos llegar a exigirnos muchísimo más de lo que realmente nos está pidiendo la audiencia”. Algo que ella achaca a la ‘volatilidad’ de este trabajo, en el que “un día puedes estar y al siguiente desaparecer". 

Cristinini
Cristinini / Instagram

Nos contaba Marc Masip que “dentro una red social no tienes tiempo límite ni porqué acabar, están diseñadas para ser infinitas”. Algo que podemos apreciar todos los que consumimos entretenimiento a través de las redes, pero que visto desde el otro lado de la moneda adquiere un tono distinto.

¿Cuántas veces has actualizado las notificaciones aún sabiendo que no te encontrarás nada nuevo? ¿Cuántas veces te has metido en el perfil de algún streamer para ver si ha puesto algo desde la última vez?

Los propios creadores son muy conscientes de esto también, y las consecuencias las resume muy bien Cristinini: “en muchas ocasiones *nos exigimos* por encima de nuestras posibilidades, dando paso a situaciones que pueden crearnos ansiedad, al no llegar a los límites que nosotros mismos nos marcamos pensando que la audiencia nos los exige, pero no es así, solo está en nuestra mente". 

Si a esto le añadimos que se trata de un entorno muy competitivo, el cóctel, como señala Elxokas, se prepara solo: “competir con youtubers enormes es un hándicap enorme en mi caso, y la competitividad y la frustración generan ansiedad a punta pala". 

Un trabajo en el que es imposible desconectar

Nos comentaba Chuso que “un día estás bien y al siguiente estás fatal, [la ansiedad] llega sin avisar”, a lo hay que sumar lo que señala muy bien Moyorz y que tendemos a olvidar, y es que “la gente muchas veces se piensa que crear contenido es ponerte a jugar delante de una cámara y ya está, pero detrás de todo eso hay mucho trabajo que no se ve". 

Además de todo lo que nos perdemos, Marc puntualiza que “en el caso de los videojuegos, la propia partida genera ansiedad, ganar, perder, volver a jugar de forma inmediata, poder hacer compras de mejora...”, destacando que “el gran problema llega en uno de los más importantes síntomas de adicción: el síndrome de abstinencia”.

Moyorz nos lo confirma con su experiencia: “muchas veces estoy con mi familia, novia o amigos y a veces no desconecto porque estoy pensando en contenido para el canal, cosas para que mi comunidad lo pase bien… y a veces cuando ves que la cosa no va como te gustaría te puede generar ansiedad”.

Moyorz87
Moyorz87 / Youtube

Visto así, parece imposible desconectar de algo que además de encantarte te está generando ingresos, y aunque Cristinini es consciente de “que pasamos demasiado tiempo en casa delante de nuestros ordenadores”, llega a una importante conclusión: “al final es nuestro trabajo y somos creadores o influencers, como queráis llamarlo, 24 horas al día los 7 días de la semana. No hay descanso mental. Y eso a la larga, pasa factura."

A pesar de que la creación de contenido es una profesión cada vez más consolidada, “no es lo mismo que trabajar en una oficina, en la que puedes tomarte descansos, cometer errores con penalizaciones mucho menores, con más gente para solucionar tus problemas o ayudarte”, como señala elXokas. Recordemos que en este mundo aún queda mucho por profesionalizar.

En definitiva, en palabras de Chuso Martín: “si capitalizamos todas las cosas que nos gusta hacer estamos perdidos, y justo en el momento que estamos, la tendencia es esa. Es fácil que nos pase, y no te das ni cuenta".

¿Qué soluciones puede tener?

La experiencia de los propios streamers les ha enseñado a la fuerza a lidiar con un problema que, sin la ayuda y el conocimiento adecuado, puede derivar en consecuencias más graves. Además, “la respuesta de ansiedad dependerá del rasgo de ansiedad de la persona (más o menos nerviosa), las habilidades de afrontamiento que tenga (centrada en la resolución del problema, evitación o apoyo social), el ambiente en el que se desenvuelve y la situación potencialmente estresante”, indicaba Alejo.

Lo que viene a resumir que no todo el mundo afronta el problema de la misma manera. En el caso de Elxokas, comparte con nosotros que tuvo “una depresión bastante grave hace muchos años, cuando estaba a punto de acabar la carrera. En esa época, supe a dónde no quería volver. Aprendí a canalizar la frustración, a entender el miedo, a sobrellevar la angustia y a ignorar la ansiedad". 

Elxokas
Elxokas / Youtube

Eso le llevó a que, a día de hoy, “siendo una persona nerviosa y ansiosa, soy capaz de llevarla a diario y de vivir bien. Entendí que es parte de la vida y me vi obligado a caminar con ella al lado". 

Por su parte, Cristinini confiesa que “llamar ansiedad a esa sensación de ‘ahogo’ que siento a veces sería un poco desmesurado, puesto que creo que la ansiedad es algo mucho más grave, que normalmente te diagnostican, etc.; pero sí he sentido esa sensación de asfixia cuando todo te llega de golpe y quieres seguir dando más de ti, pero el cuerpo te pide descansar y tú no quieres". 

Por suerte, ella cuenta que tiene “una comunidad que es una maravilla" y siempre le están diciendo "que descanse más. Me hacen sentir mucho más relajada y sin tantas presiones y eso es un regalo". 

Apoyarse en los demás es clave, como bien enfatiza Chuso, “es importante contar con ayuda, no quemarnos, y guardarnos cosas para nosotros mismos”. También disfrutar de tu trabajo, como defiende Moyorz: “un consejo que doy es que hay que disfrutar de lo que haces. Porque si no disfrutas o no estás bien eso no es bueno ni para ti ni para tu comunidad". 

Pero más importante aún es escuchar a los profesionales. Como bien nos dice Marc, “la única forma de conocer el origen de tu ansiedad es acudiendo a un profesional. La ansiedad es algo trabajable y desde luego potenciable. Así que nos toca buscar herramientas útiles para poder combatirla". 

Y aunque nos desenvolvemos en un mundo en el que jugar doce horas al día puede parecer algo normal, debemos ser conscientes de que en la justa medida está la virtud. Y de que, como indica Alejo, “los hábitos que tenga la persona, como las horas de dedicación o exposición al ordenador y otros aparatos electrónicos, la exigencia de la actividad (generar contenido, dar respuesta a los seguidores…), (…) la falta de hábitos saludables (deporte, alimentación y descanso), la mala gestión del tiempo, etc.” potencian la ansiedad.  

Consumo redes sociales
Consumo redes sociales / Unsplash

Supongo que ahora toca ver cómo evoluciona la generación de los likes, sobre todo en un sector en el que se hace patente la necesidad de profesionalizar aún más la creación de contenido. Recordemos que somos nosotros los que hemos inventado nuevas e increíbles formas de ganarse la vida; cuidémoslas.

Convertir la oportunidad y el vivir de nuestras pasiones en una condena es un error, y por mucho que ya estemos acostumbrados a las nuevas formas de relacionarse, las mejores cosas de la vida no suceden a través de un clic. Es trabajo de todos, creadores y seguidores, crear un entorno responsable en el que poder desarrollarnos.

Para concluir, te dejo con las indicaciones de Alejo para prevenir la ansiedad y pautas sobre cómo tratar con una persona con la ansiedad.

Claves para evitarlo y de qué forma debe actuar una persona ante alguien que la padece.

A nivel de prevención:

  • Establecer Rutinas en el día a día: Horarios de acostarse y levantarse (dormir al menos 7-8 horas por la noche), comidas, streaming y resto de actividades (deporte, estudio, ocio, etc.). Para ello, se requiere una organización y gestión del tiempo para llevar una vida equilibrada entre lo personal y profesional.
  • Como cualquier trabajo, establecer lugar (mejor formato office) y horario de trabajo (no más de 8 horas/ diarias de streaming), así como los días de descanso de la semana (mínimo 1).
  • Hacer actividad física y/o deporte: 1 hora diaria, al menos 3 días a la semana (consultar con un Preparador Físico).
  • Cuidar la Alimentación e hidratación: comer alimentos sanos y variados. Tomar suficiente agua al día (consultar con un Nutricionista)
  • No consumir alcohol y drogas.
  • Practicar la desconexión digital (sin aparatos) y tener ocio fuera de redes sociales.
  • Realizar actividades intelectuales: estudiar y/o lectura diaria (al menos 30 min.)
  • Realizar entrenamientos en autorregulación emocional (consultar con Psicólogo del Deporte).
  • Buscar apoyo social (familiares o amigos) cuando se sienta nervioso o preocupado.

Y, por último, si la situación te supera o hay un episodio crítico, contacta con tu médico de cabecera y/o psicólogo. Cuanto antes se aborde, mejor será su pronóstico.

Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta