El intruso

El placer de la entrevista

No recuerdo el año pero debe hacer ya, porque yo era estudiante, vivía en casa de mis padres y tenía que poner la radio bajito por las noches para no despertar a nadie. No era, ni lo he sido nunca, oyente asiduo de la radio deportiva nocturna, pero no podía dormir y encendí la radio. Alguien hace una primera pregunta. Precisa, elegante. Aguzas los oídos y responde Toshack. La siguiente pregunta es igual, es la que tú querrías haber hecho. La tercera vuelve a ser la que tenías en mente. En ese momento, el periodista es interrumpido y, en medio del fastidio, reconoces que algún día quieres llegar a entrevistar así: con educación, con elegancia, sin eludir preguntas. Acababa de conocer al Santiago Segurola al que siempre admiré. Acababa de plantearme un buen reto en el periodismo.

Después de preparar a conciencia las entrevistas, siempre en equipo; después de una fase de producción costosa por la complicadísima agenda de los protagonistas; la preocupación era únicamente la de crear el clima.

El periodismo de redes sociales de hoy nos hace pensar sólo en uno de los factores de una entrevista: el entrevistador. Su habilidad, su agresividad dependiendo a quién esté entrevistando. Está claro que eso existe, pero el mayor trabajo que ha de hacer un entrevistador es el que normalmente no se ve. En una entrevista las dos partes que intervienen no necesariamente se conocen, así que hay que crear un clima en el que la persona que ha de responder esté cómoda, al menos de entrada. El entrevistador ha de bajar las guardias del fuerte en el que quiere entrar y eso es complicado, incluso tiene sus trucos.

En este mes intenso de diciembre he tenido ocasión de estar cara a cara con los dos deportistas electrónicos españoles en activo que ejercen como referentes en sus respectivos juegos. Del lado del CS, Mixwell; Mithy dentro del LoL. Después de preparar a conciencia las entrevistas, siempre en equipo; después de una fase de producción costosa por la complicadísima agenda de los protagonistas; la preocupación era únicamente la de crear el clima.

No tenía el placer de conocer a ninguno de los dos. En la fase de preparación intentas atrapar al personaje en todas sus aristas recopilando información, leyendo otras entrevistas, buscando crear un perfil lo más aproximado posible a lo que te vas a encontrar. Luego imaginas un orden de preguntas en función de, como ante un guión de cine, ir propiciando los momentos álgidos. Y todo resulta ser mucho más fácil, como en la vida misma.

Aquello hizo que todo fluyese, que todo fuera fácil para todos. Aquello ha hecho que a día de hoy tenga aún más ganas de volvérmelos a encontrar.

Con Mixwell era quizá más frío, en el hall de un hotel, en las horas previas a una competición que le importaba y mucho. Y fue llegar, darnos la mano, charlar durante unos minutos y poder empezar a grabar de inmediato porque todo fluía. Con Mithy era más cálido porque lo pudimos hacer en nuestro plató. Pero a él le sacamos de sus vacaciones, de días importantes antes del cambio de continente. Y me topé con una barrera que me sorprendió y es su timidez. Después de ver con qué desparpajo se maneja en las entrevistas en el espacio LCS y en situaciones complicadas para cualquier jugador con poco recorrido; uno no imagina que el chaval es tímido. Y claro, al final, ambos responden en cierta medida a un estándar de los deportes electrónicos: pasan mucho tiempo entrenando, jugando, con niveles de comunicación muy determinados y acotados; ajenos a su propia repercusión y en muchas ocasiones sorprendidos por ella. Muy jóvenes y obligados a madurar demasiado rápido y por caminos no transitados habitualmente.

Todo fue más sencillo, decía, por algo que compartieron ambos. Los dos tenían ganas de sentarse a hablar. Les apetecía responder con calma y no a cualquier pregunta, sino en un ámbito destinado a su gente. Aquello hizo que todo fluyese, que todo fuera fácil para todos. Aquello ha hecho que a día de hoy tenga aún más ganas de volvérmelos a encontrar. A ellos como referentes y a todos los que han querido pasar por The Gaming House, porque nos hemos quedado con algo suyo en el plató. Porque desde que nos hemos estrechado las manos al terminar las correspondientes entrevistas nos hemos hecho un poco de ellos y de sus objetivos. Conseguidlos, hagamos todo lo posible para encontrarnos de nuevo, que nos ha sabido a poco.

ESCRIBE TU COMENTARIO...
Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta