Superguerreros

En un mercado donde el rey es Street Fighter V (SFV), Dragon Ball FighterZ (DBFZ) aterriza en la escena competitiva de juegos de lucha en el momento clave. Tras el fracaso de Marvel vs Capcom : Infinite y un decepcionante Street Fighter V: AE, los fans del género reciben con brazos abiertos un juego de Dragon Ball con el peso suficiente para marcar un antes y un después. ¿Conseguirá Dragon Ball FighterZ establecerse como uno de los grandes de la escena competitiva?

Dragon Ball FighterZ lo tiene todo a su favor. Con una jugabilidad accesible (pero profundidad suficiente para satisfacer a los más "hardcore"), un roster completo, efectos visuales impresionantes y una de las propiedades intelectuales más poderosas a sus espaldas es difícil imaginar un mundo donde este título no sea un top ventas. Sin embargo, las ventas no siempre se traducen en derrotar a los gigantes en el ámbito competitivo, tal y cómo hemos podido observar en las sagas de Mortal Kombat o Injustice. Pero, esta vez pueden cambiar las cosas.

Existen, en mi opinión, tres factores que pueden hacer que la escena competitiva de DBFZ sea la más potente del género.

La desarrolladora

Arc System Works no es una empresa novata. No estamos hablando de un estudio que hace un juego de lucha por primera vez, y su experiencia de más de 20 años en el género se nota. Ya no es solo que el juego respire vida a través de cada movimiento o el cuidado extremo que se ha tenido con cada detalle visual si no que el "gameplay" aprende y utiliza cada una de las cosas que han aprendido de todos sus juegos (y competidores) y los implementa de manera que siempre tengamos algo que hacer. Esta es la oportunidad de ASW de llegar a una audiencia mainstream y demostrarle lo que saben hacer, y creedme, lo hacen muy bien.

La competencia avanza, pero despacio

El desastroso lanzamiento de Street Fighter V no es ningún secreto. Uno de los juegos más esperados por todos: "casuals", competidores, nostálgicos, fans de los videojuegos y en general cualquier persona que haya tenido una consola en los últimos 30 años sufrió muchas críticas en su salida.

A pesar de la carencia de contenido y estructura online, Street Fighter V consiguió ser el juego número 1 del EVO 2017. El Capcom Pro Tour, su accesibilidad, los longevos competidores y una comunidad apasionada juntaban sus fuerzas durante un primer año bastante duro. La reciente actualización Arcade Edition no parece haber atacado los problemas de los que gran parte de la comunidad se quejaba, y el lanzamiento de Marvel vs Capcom: Infinite ha sido un fracaso monumental a todos los niveles.

Aunque SFV mejora cada año, el ritmo es lento y costoso. Hasta los más apasionados empiezan a buscar alternativas.

Un juego para gobernarlos a todos

Si juntamos las piezas del puzzle aparece un escenario que nunca antes se había visto en el panorama de juegos de lucha. Si mañana sale un nuevo Smash Bros, probablemente solo la gente que compite a smash muestre interés. Si se anuncia Guilty Gear XXX, casi todos los jugadores de GG o Blaz Blue querrán jugarlo, y si mañana sale Street Fighter VI muchos lo probarán, pero seguiremos viendo a Daigo y Tokido.

Sin embargo, Dragon Ball FighterZ consigue que eso no importe. Jugadores “pros“, “casuals“, “capcomeros“, “anime fighters“, “smashers“, etc. No importa de dónde vengas o a que juegues, si has crecido con Dragon Ball vas a jugar a FighterZ.

La comunidad no podrá sola

2018 es el año de los esports. Premios millonarios, circuitos con gradas repletas, cientos de miles de números en stream, patrocinadores, equipos, y un largo etc.

Dragon Ball tiene la fórmula perfecta para ser un buen juego competitivo, pero por ahora Bandai no se ha pronunciado todavía sobre el soporte que recibirá el juego tras la salida. La comunidad por si sola no puede luchar contra los gigantes, y un circuito competitivo apoyado por la desarrolladora es necesario. No necesitamos una competición millonaria o salarios a los jugadores, pero si algo parecido al ya conocido Tekken World Tour o algún tipo de incentivo que pueda catapultar a DBFZ al próximo nivel.

El juego tiene todos los factores necesarios para ser un éxito, pero la pasión ya no es suficiente en los tiempos en los que vivimos. Si el juego es el rey o un simple juego de lucha más ya no depende de nosotros. Bandai Namco, danos tu energía.

  • Javier 'Sh4rin' Sanabria es gestor de comunidad en Riot. Lleva más de diez años jugando, compitiendo y narrando los títulos más importantes del panorama “Fighting”. Además, fue uno de los primeros españoles en probar Dragon Ball Fighterz. Si le ves manejando a Zangief en SFV, huye o sufre las consecuencias. Las opiniones vertidas en este artículo corresponden única y exclusivamente a su autor.

Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta