Llega el tercer asalto

Nunca me detuve a pensar, porque bastante había con arrancar partiendo de unos estándares de calidad, que un día tendría que ponerme delante de una página en blanco para contaros que se nos echa encima el inicio de una tercera temporada de The Gaming House. La primera vez que os hablé de nuestros planes era fácil, puesto que la premisa que teníamos era que el mismo trato que Canal+ le daba a todos los demás deportes era el que había que aplicar al fenómeno de los esports recién llegados a la tele. Era fácil decirlo, luego hubo que hacerlo.

La segunda vuelta de tuerca era más costosa, porque suponía que el esfuerzo de la primera etapa debía dar sus frutos y que la comunidad y sus estrellas tenían que haber visto e interiorizado nuestro esfuerzo. Requería haber dado en el clavo para asegurarnos de que todos vosotros confiabais en nosotros y en nuestra manera de hacer. Y lo conseguimos. Ampliamos nuestro alcance; ya no era necesario presentarnos cada vez que llamábamos a un club o que procurábamos localizar y hacer algún reportaje con cualquier deportista electrónico. Y eso nos pasó dentro, pero también fuera de España.

Llega el momento de la tercera vuelta de tuerca, el tercer asalto. Eso no significa que las dos anteriores queden cerradas, más bien al contrario. Queremos seguir dándole al deporte electrónico un trato que históricamente ha reclamado a los medios tradicionales: un trato íntegro, de respeto y admiración. Seguimos pensando, y en este caso sirvo como apóstol desde la propia experiencia, que el trabajo por hacer llegar este mundo competitivo virtual a un público mayor ha de continuar y la única forma es la insistencia y alejarse de los clichés preestablecidos. Pero hay un punto en este viaje que no debemos olvidar y que, igual que el niño no aprende a correr antes de aprender a caminar, es ahora cuando estamos en condiciones de poder integrar.

Los videojuegos son, ante todo, diversión. Enganchan por muchas cosas, desde el punto visual hasta el de excitar nuestra imaginación llevándonos a donde quizá físicamente no podamos llegar nunca. Los videojuegos, igual que antes los libros, la fotografía, el cine o, más recientemente, las series, son una forma de expresión y de comunicación. Y todo eso necesita el punto lúdico. A los videojuegos se juega; los esports son activos y participativos. Y nuestro plató no podía pasar inactivo, no podía quedarse únicamente en una pasarela por la que desfilasen figuras de más o menos nivel hablando sobre algo que es tan práctico. La misión es jugar más, interactuar más en ese sentido con los protagonistas y con los propios juegos.

Además, la televisión también sigue mucho esa línea. Siempre fue un punto de encuentro con la realidad a través, primero, de los ojos; y luego ya del entendimiento y el intelecto. Hoy, en una sociedad y un mundo en particular de los esports que se comunica por mensajes cifrados en redes sociales, un mundo donde vivimos sometidos a una cantidad de estímulos informativos que nuestros padres no son capaces de procesar, o enganchas desde el primer momento o estás muerto. Y eso es lo que quiere hacer The Gaming House. Vamos a explotar nuestro plató hasta sus últimos recursos y, además, vamos a seguir intentando acercaros al salón de vuestras casas a los mejores personajes del mundillo. Porque os pueden servir de referencia, porque son una muestra de esfuerzo y trabajo que gentes ajenas jamás pensarían, porque merecen que les demos su importancia, que remarquemos su quehacer y su misión. Y porque llegando hasta ellos, llegaremos hasta vosotros.

Ese es el reto que iniciamos hoy. Os esperamos y os necesitamos. Esperamos, por supuesto, seguir ganándonos vuestra confianza. Porque la tercera no es la vencida; solo es la anterior a la cuarta.

Normas de uso

Ver más

Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta