PUBG lleva a Fortnite a los tribunales por plagio
PUBG y Fortnite, en el punto de mira iraquí / Epic Games / Bluehole Studio

'Alto el fuego' para los battle royale en Irak

El Parlamento iraquí votó la semana pasada para prohibir algunos de los battle royale más populares, citando concretamente Fortnite y PUBG por su influencia negativa entre los adolescentes de un país con un largo historial de conflictos armados.

Irak celebró sus primeras elecciones en 2018 tras años de guerras, atentados y luchas por el poder. En septiembre se formó el Gobierno definitivo, y poco después se aprobó una resolución para vetar el acceso a estos juegos y prohibir las transacciones monetarias relacionadas con ellos.

Esta sentencia se ratificó la semana pasada, al considerar los miembros del comité investigador los "efectos negativos de algunos videojuegos sobre la salud, cultura y seguridad de la sociedad iraquí", según el texto de la resolución.

La agencia de noticias Reuters cita al influyente clérigo Moqtada al-Sadr —cuyo partido logró la mayoría en el Parlamento— como uno de los mayores instigadores de esta propuesta. "¿Qué ganas matando a uno o dos jugadores en PUBG?", reflexiona el político en un comunicado público. "No es un título que fomente la inteligencia ni un juego militar con valor estratégico que te enseñe la manera correcta de luchar". El comunicado termina pidiendo a la juventud que evite jugar y solicitando a los dirigentes estatales la prohibición explícita del battle royale.

Llama la atención el hecho de que esta resolución es la segunda medida aprobada por el Gobierno iraquí desde su formación, tras corroborar los presupuestos del Estado el pasado enero. Más allá de que Fortnite y PUBG hayan sido prohibidos en otros territorios aduciendo razones similares, quizá los políticos deberían replantearse las prioridades de un país donde algunos servicios básicos, como el agua o el suministro eléctrico, son deficientes.

ESCRIBE TU COMENTARIO...
Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta