Empezamos el cuarto día de competición con un partido de infarto: Royal Never Give Up contra KINGZONE. La rivalidad asiática tiene mucho encanto, sobre todo con el espectacular nivel de Uzi, tirador de RNG.

El inicio, como podéis ver, fue absolutamente terrible para Royal Never Give Up. MLXG sufría una temprana visita en la jungla que condicionaría toda su partida, y que iría a peor tras hacer su propio rojo y buscar la invasión a la jungla enemiga, volviéndolo a pagar con su vida.

PUBG arrasa en dispositivos móviles

En consecuencia a la gran ventaja con la que contaba Peanut, los coreanos intentaron exportarla a la calle inferior, donde Uzi se marcó un exquisito baile para esquivar todas y cada una de las habilidades de los enemigos, brillando enormemente en defensa.

Los chinos fueron capaz de calmar la partida, 'farmear' mejor en la calle central e inferior, e ir buscando diversas cazadas gracias a la buena combinación que hicieron con Ornn y Alistar. Cuando consiguieron colocarse por encima en oro, ocurría esta pelea en la 'botlane'.

Con un impresionante 'Ace', RNG se colocaba oficialmente con el liderazgo de la partida, algo que parecía totalmente imposible e impensable en un comienzo. Pero la fiesta de Uzi y compañía no había terminado, y en la calle superior, el tirador conseguía una Pentakill no oficial.

Y tan rápido como comenzaba terminaba. Las caras de los jugadores de KINGZONE eran un verdadero poema. Con la partida muy a favor y para muchos ya decidida, los chinos sacaron fuerzas de flaqueza y se encomendaron a su estrella para pasar por encima de KINGZONE sin piedad. Este MSI está siendo, ciertamente, maravilloso.

*Imágenes cortesía de Riot Games

Normas de uso

Ver más

Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta