La franquicia sigue ampliando horizontes en el género de moda
Activision-Blizzard

Los videojuegos no provocan tiroteos masivos

Este pasado fin de semana, Estados Unidos volvió a vivir un trágico episodio en su historia de tiroteos masivos. Tres incidentes separados que han sumado, al menos, 31 víctimas mortales más a una lista que no deja de crecer. Donald Trump no perdió el tiempo, como en otras ocasiones, para responsabilizar a los videojuegos de los tiroteos masivos.

No es la primera vez que sucede y ni siquiera es una novedad. Pero los estudios indican lo contrario. El último, de la Universidad de Oxford, no fue capaz de hallar relación alguna entre videojuegos y violencia. 2000 jóvenes británicos, de 14 y 15 años, participaron junto a sus padres o tutores. La conclusión es clara: no hay relación entre violencia y videojuegos. Si bien no se descarta que pueda provocar actitudes como el troleo o trash-talking.

Otros estudios, como Moral Combat: Why the War on Violent Video Games Is Wrong, concluyen que la preocupación de los padres con los videojuegos no es muy diferente a la de, en los años 80, los padres de la época con que sus hijos escuchasen heavy metal. A esto hay que sumarle las reacciones que se han venido produciendo en los últimos días, como la de Bill Clinton, expresidente de los Estados Unidos, solo por poner un ejemplo.

Diversas asociaciones, como la ESA (Electronic Software Association), la IGDA (International Game Developers Association) o IGDAF (International Game Developers Association Foundation) han arremetido contra las declaraciones de Donald Trump. A ello hay que sumarle las habituales reacciones políticas, también de apoyo a Trump por parte de sus compañeros de partido.

En redes sociales, el hashtag #VideogamesAreNotToBlame, se han sucedido reacciones de todo el mundo. Tanto del ámbito político, como de la industria de videojuegos y de muchas personas. Entre ellos, destaca especialmente Reggie Fils-Aime, el expresidente de Nintendo América, que adjuntaba dos gráficos muy llamativos.

Por un lado, los ingresos generados por videojuegos en diferentes países del mundo. Por otro, la cifra de muertes violentas, por pistola, donde EE. UU. destaca de forma abrumadora. Y remataba con una frase contundente: "Los hechos son hechos". Probablemente, en las próximas jornadas, veremos más reacciones en torno a lo sucedido, porque la polémica parece que va para largo.

ESCRIBE TU COMENTARIO...
Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta