Gracias Fortnite
Epic Games

Gracias, Fortnite

Se ha hablado mucho sobre Fortnite. A veces de una forma positiva, a veces de una forma negativa, pero la realidad es que el título de Epic Games no ha pasado desapercibido para nadie.

Por el camino hay gente que se ha enganchado a este juego (las malas lenguas dicen que es peor que la heroína), otros lo han probado y no les ha llenado, y una minoría ni siquiera le ha dado la oportunidad.

Pero lo que está claro es que ha impactado, y mucho, tanto en el mundo de los videojuegos como en la propia sociedad. Por ese motivo, no termino de entender porque se hace tanto hincapié en los puntos negativos, que es obvio que los tiene, y no en todo lo positivo que está creando a su alrededor.

Puede molestar que, con las obras de arte que hay en el sector de los videojuegos, un título con unos gráficos cuestionables y sin una historia profunda sea quien ocupe los pocos huecos que se da a este sector en los medios tradicionales.

Pero habría que pararse detenidamente a analizar Fortnite y todo lo que ha generado. La cantidad de jugadores no se le puede discutir. Ha conseguido dar con la fórmula para que millones y millones de usuarios entren diariamente y pasen horas disfrutando juntos de este título sin importar la plataforma.

Fortnite ha sido un soplo de aire fresco
Fortnite ha sido un soplo de aire fresco / Epic Games

Sus eventos en directo son uno de sus puntos más fuertes. Cambios en el mapa mientras los jugadores están dentro de las partidas, un concierto exclusivo de un DJ de calado internacional como Marshmello… y un sinfín de acciones que han dejado a la comunidad con la boca abierta.

Lo que empezó siendo algo sorprendente se convirtió en una rutina que hacía que cada cierto tiempo millones de jugadores se reunieran dentro de Fortnite para presenciar y formar parte de algo único y espectacular. Sin tener en cuenta la duración, el evento de la mariposa no tiene nada que envidiar a algunas películas que te tragas en el cine.

Incluso en su punto más débil (la parte competitiva) también ha sido capaz de dar un giro de 360 grados. Obviamente la manera en la que ha afrontado Epic Games el competitivo no ha sido la correctaParches en medio de un torneo, no habilitar partidas privadas para practicar…

Nadie puede justificar eso, por mucho que se intente. Pero el querer hacer las cosas rápido es lo que suele generar. Ahora es el momento en el que tienen que demostrar su potencial, con un modo espectador atractivo, una estructura sólida y un formato que asegure que solo los mejores llegarán al Mundial. Y os aseguro que están preparados para hacerlo.

Los esports son su asignatura pendiente
Los esports son su asignatura pendiente / Epic Games

En definitiva, creo que hay que estar agradecidos a Fortnite. Mañanas de intenso trabajo con los parches, emoción por saber qué locura iban a introducir, curiosidad por conocer cómo funciona el último objeto y muchas horas de diversión. Todo esto es lo que me ha dado a mí este videojuego.

Obviamente está cerca de alcanzar su techo. Ya no domina Twitch como antes, la creatividad no es infinita y la gente se aburre rápido, yo el primero. Pero, antes de que empiece a dejar de ser un referente y otros títulos ocupen su lugar, creo que es bueno recordar el pasado y simplemente decir: "Gracias, Fortnite".

ESCRIBE TU COMENTARIO...
Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta