Fortnite seguirá apostando por el competitivo tras el Summer Skirmish

El Summer Skirmish ha sido el primer movimiento de Epic Games para llevar Fortnite a un plano competitivo, y en la compañía están contentos con los resultados conseguidos tanto en Norteamérica como en Europa.

Sin embargo, no todo ha sido de color de rosa. El principal problema para que este formato no despuntara del todo ha sido la larga duración de las partidas y el modo espectador, que no cumple con las necesidades de los usuarios, haciendo que las partidas sean caóticas y algo lentas en ciertos momentos.

Para intentar mejorar, en los últimos eventos ya probaron modificaciones. Se empezó a usar una versión de la funcionalidad Live Spectating similar a la que se presentó en el E3 Pro-Am, pero esta vez operando en servidores de juego en vivo.

También se han realizado mejoras para permitir que las cámaras POV Gameplay muestren la acción desde más cerca cuando se sigue a un jugador específico. Esto ayudó a que los espectadores se perdieran muchas menos jugadas.

Visto el éxito de este formato veraniego, desde la compañía han asegurado que tienen planes de futuro para el ámbito competitivo y que no quedará en algo aislado. "Recientemente hemos empezado a desarrollar un sistema de competición robusto que permitirá a todos los jugadores competir unos contra otros y ser reconocidos por sus logros", aseguraba la gente de Epic Games en un comunicado en su web.

De momento no hay muchos más detalles sobre lo que está por venir, pero sí han desvelado que la primera versión de este nuevo proyecto competitivo llegará en otoño.

Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta