Google podría dejar de ganar 50 millones de dólares por la no distribución de Fortnite

La salida de Fortnite Battle Royale para Android, más allá de tratarse de una beta cerrada para solo unos pocos modelos de gama alta, trajo una sorprendente noticia: no se distribuiría a través de PlayStore, sino que se tendría que descargar directamente desde la página web oficial del videojuego.

La decisión vino motivada por las altas tasas, a ojos de la desarrolladora, que impone Google para todas las compras a través de su tienda de videojuegos y aplicaciones. Esta situación ya la ha experimentado Epic Games con la versión para iOS, ya que, de los más de 180 millones de dólares que ha obtenido Fortnite Battle Royale desde su lanzamiento para la plataforma de Apple en marzo, la empresa de la manzana mordida se ha llevado unos ingresos de 54 millones.

Por ello, la empresa de recogida de datos de dispositivos móviles Sensor Tower, ha estimado que la inesperada decisión de Epic Games supondrá que Google dejará de ganar cincuenta millones de dólares durante este año, una cifra muy similar a los de Apple.

No parece una previsión muy desacertada, ya que en otros títulos que dominan el mercado de los teléfonos móviles como Clash Royale, se calcula que aproximadamente el cincuenta por ciento de los ingresos totales viene de cada plataforma. El estudio que lo afirmaba, de hecho, venía de la propia Sensor Tower.

La decisión de Epic Games parece arriesgada, ya que su capacidad para llegar a los usuarios se ve fuertemente limitada, en parte por los altos requisitos para jugarla, algo que choca bastante con lo vivido en otros juegos que han triunfado en el sistema de Google. Sin duda, esta barrera de entrada puede reducir drásticamente la base potencial de jugadores.

Sin embargo, es importante reseñar que tiene otras ventajas como, por ejemplo, una mayor facilidad para llegar a usuarios en países en los que el acceso a Google Play está restringido. En la práctica, las restricciones geográficas de los videojuegos no han sido un problema para los jugadores más ‘hardcore’, pero sí suponen un freno para los casuales.

Además, Epic Games no tendrá que pagar a Google. Si esta vía funciona, quizás cambie para siempre el mercado de los videojuegos en dispositivos móviles Android, que no impide la descarga de aplicaciones de terceros —algo que sí hace iOS—.

Normas de uso

Ver más

Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta