Las chicas de Movistar RIders Blue, celebrando su primera victoria en el evento
Las chicas de Movistar RIders Blue, celebrando su primera victoria en el evento / Movistar RIders

|

Movistar Riders Blue, a las puertas de Dubái

El GIRL GAMER Festival reunió a las mejores jugadoras europeas de League of Legends y CS:GO en busca de pasar a la gran final que se celebrará en Dubái

El GIRL GAMER Festival llevó la emoción de los mejores equipos femeninos de League of Legends y Counter-Strike al Movistar eSports Center, el MEC, para disfrutar de un buen espectáculo en el que se respiró un gran ambiente competitivo.

Aprovechando la participación del equipo femenino de Movistar Riders, Movistar Riders Blue, charlamos con Mey e Irina, dos de las integrantes del equipo, para descubrir las sensaciones de este evento y la importancia de los mismos para animar a otras chicas a que se adentren en este sector.

Las jugadoras de Riders Blue destacaron el apoyo recibido durante estos días en redes sociales y los streamings oficiales, tanto en inglés como en español, que se realizó desde la propia cuenta de Movistar Riders: "La gente vivía los partidos como nosotras, sufriendo, gritando, aplaudiendo… No hemos visto nada negativo, ha aumentado bastante el apoyo a las mujeres y se ha reducido la toxicidad en las redes y la comunidad", decía Irina.

Mey también secundó las palabras de Irina y aprovechó para reivindicar este tipo de torneos: "Ha sido una experiencia increíble. Es un evento que debe repetirse para dar visibilidad a muchas jugadoras y el trabajo de los clubes femeninos".

Uno de los temas también candentes estos últimos días, y que vuelve a aparecer con cierta frecuencia, es la toxicidad: "Que alguien sea tóxico es difícil de cambiar. Hay insultos o cosas que no se deberían decir porque pueden afectar tanto hasta el punto de dejar de jugar a videojuegos". El claro ejemplo de ello es Overwatch, en el que nos cuentan los problemas reales que se muestran en campañas como My Gamel My Name, donde intentan visibilizar estos problemas a todo el mundo.

Por último, quisieron animar a todas las chicas a que sigan luchando y se alegraron de que en estos últimos eventos se estén viendo a muchas chicas jóvenes que vienen pisando fuerte y con ganas de comerse el mundo. Y, lo más importante, "que haya competitividad sana y que se aprenda a saber perder y ganar".

Por último nos dejan una reflexión no menos interesante: "Cada granito de arena es muy importante para que esto crezca. Puede que a día de hoy no sea algo tan significativo, pero luego miraremos con perspectiva y veremos todo el trabajo que se hizo, se está haciendo y se hará. Hay que eliminar esa toxicidad y que solo importe el hecho de estar aquí, jugar y demostrar lo que vales, seas lo que seas".

En su afán por aumentar la visibilidad de las mujeres en la escena competitiva de los eSports, el patrocinador de la parada europea del festival, Domino’s Pizza, otorgó el MVP a las mejores jugadoras del torneo a Michaela “Mimi” Lintrup, del equipo de CS:GO Copenhagen Flames, y a Elfi “Valynora” Matrisch, del equipo de LOL Out of the Blue.

En cuanto al evento en sí, OOB, equipo entrenado por el ex jugador profesional Steve, en League of Legends y Copenhagen Flames en CS:GO se alzaron con los trofeos y estarán en Dubái para luchar por ser el mejor equipo femenino del mundo en sus respectivos títulos.

ESCRIBE TU COMENTARIO...
Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta