Corea del Sur sancionará el 'boosting'
Corea del Sur ya sanciona el 'boosting' / Robert Paul

Hasta dos años de cárcel por hacer trampas en LoL

Para muchos jugadores las apariencias lo son todo. En un título como League of Legends, donde los rangos diferencian muy claramente la supuesta habilidad de los usuarios, para subir de nivel hay que ser muy diestro y, sobre todo, dedicarle mucho tiempo. Y no todo el mundo está dispuesto a pasarse horas frente al teclado para mejorar su categoría y reputación.

Es ahí donde entran los eloboosters: profesionales de subir el nivel de cuentas usurpando (a cambio de dinero) la identidad del jugador original. Lo que hasta ahora era una técnica reprobable y hasta prohibida por las desarrolladoras de videojuegos —que aplicaban baneos y otras sanciones— se ha convertido en un grave delito en Corea del Sur.

El país asiático acaba de ratificar una enmienda en la ley de Desarrollo Comercial para el Ocio Electrónico que llevaba rondando su parlamento desde hace un tiempo, pero no se había hecho efectiva hasta la semana pasada.

Los castigos incluyen multas de hasta 20 millones de wons (unos 15 000 euros) y condenas de dos años de cárcel, según informa un empleado de la compañía Niko Partners, especializada en análisis financieros del sector de los videojuegos en Asia. La ley se centra en el boosting como tal, pero ciertos tipos de partidas a dúo o incluso determinadas instrucciones que pueden recibir los usuarios durante las partidas también se han incluido como delitos.

Eso no significa que no puedas dar consejos a tus amigos. Lo que la ley perseguirá son los pagos y la frecuencia de las infracciones, además de asegurarse de si las desarrolladoras de los juegos permiten ciertos comportamientos. Por último, anunciarse como booster también supondrá una violación de la nueva ley.

En España hemos tenido algunos casos famosos, como cuando Isaac 'PePiiNeRO' Flores reconoció durante una retransmisión que se dedicó a boostear cuentas en sus orígenes. "Entonces no tenía otra forma de ganar dinero", contó entonces. "Cobraba 40 o 50 euros por una partida. [...] Pero me pillaron y me banearon". Después de eso el midlaner se reformó y llegó a ser uno de los mejores jugadores de nuestro país.

La ley aprobada en Corea es un paso más de aquel país para oponerse agresivamente a los tramposos, pero no ha sido el primero. Compañías como Blizzard actuaron de manera contundente al publicar hace un año una lista con los nombres de 18 000 jugadores tóxicos de Overwatch. Aunque vieron su intimidad más o menos violada para los estándares occidentales, al menos no tuvieron que pasar una temporada en el trullo.

ESCRIBE TU COMENTARIO...
Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta