Un cierre de altura para Lara Croft

|

Un cierre de altura para Lara Croft

Corría el año 2010 cuando Crystal Dynamics anunció que tendríamos un nuevo Tomb Raider, un reinicio que nos haría olvidar todo lo que sabíamos sobre la clásica Lara Croft de los noventa y principios de los dos mil. Nos prometieron el viaje de una joven normal y corriente que tendría que aprender a sobrevivir a base de golpes, y eso nos dieron, una historia sobre el origen de la Lara Croft más aventurera, una historia de autodescubrimiento.

En 2013 fuimos partícipes de sus primeros pasos, de cómo la curiosidad, tras la muerte de su padre, le llevó a vivir una odisea que nunca hubiera imaginado. Dos años después, en 2015, con Rise of the Tomb Raider, Lara fue ganando experiencia al mismo ritmo que la trama se expandía por otras regiones del globo y entraba en juego la Trinidad, una organización que sigue las mismas pistas que nuestra protagonista, pero con un propósito totalmente opuesto.

Este insistente enemigo también toma parte en el juego que hoy nos ocupa, Shadow of the Tomb Raider, la última entrega de una trilogía que ha vuelto a colocar en el mapa del videojuego a una Lara Croft que hasta hace cinco años vivía en la sombra.

Sin entrar en mucho detalle en cuanto al argumento, cabe mencionar que en esta aventura Lara no será la protagonista perfecta, sino que sus decisiones tendrán graves consecuencias. La joven se verá en la tesitura de tener que detener el apocalipsis maya a la vez que se mide a la Trinidad y descubre lugares ocultos de impecable belleza. En este peligroso viaje por México y Perú, Lara alcanzará su madurez y se convertirá en la saqueadora de tumbas que siempre ha estado destinada a ser.

Lara tiene momentos de debilidad en Shadow of the Tomb Raider
No faltan los momentos de debilidad en el juego. / Captura Movistar eSports

Adentrándonos ya en la jugabilidad, nada más empezar la partida podemos elegir entre tres niveles de dificultad y dentro de ellos alterar diversos parámetros, como el combate, la exploración y los puzles. Cuanto más alta la dificultad, menos pistas gráficas se muestran en los elementos del entorno (marcas blancas en las paredes escalables, por ejemplo), llegando a ser inapreciables en el modo difícil. En este modo tampoco funciona la visión de supervivencia, complicando aún más la resolución de los puzles. Si te gustan los desafíos (y de paso que el juego te dure más), lánzate a por la dificultad más elevada.

Ya en faena, Lara tendrá que explorar y sobrevivir en una selva poco amigable. Para conseguirlo será importante ir bien equipados, con arco, cuchillo y armas de fuego. Para no vernos en la tesitura de quedarnos sin munición, será importante recolectar plantas y otros objetos para lucir nuestras dotes de fabricación. Durante nuestra misión, no solo nos enfrentaremos a los peligros de la naturaleza, sino también a la amenaza de los esbirros de la Trinidad, a quienes podremos acechar con sigilo o matar a base de balazos. Para camuflarnos, aparte de la vegetación u objetos grandes, podemos recurrir a un baño de barro.

Los jaguares son una gran amenaza
Los jaguares son una gran amenaza. / Captura Movistar eSports

Por el camino también encontraremos misiones secundarias y coleccionables muy interesantes que nos ayudarán a comprender el pasado y las motivaciones de los personajes. Por supuesto, también hay nuevas tumbas, una de las partes más desafiantes y divertidas del juego. En ellas tendremos que desplegar nuestro ingenio y nuestras mejores habilidades (escalada, saltos, rápel…). Entre las novedades jugables, cabe destacar el buceo, que nos permite acceder a lugares profundos y recónditos. Además tenemos la posibilidad de vender y comprar a comerciantes, incluidas armas, mejoras y objetos útiles como las ganzúas.

Mucho de lo mencionado quizá te resulte familiar si has jugado a los dos anteriores (que sería lo lógico), y es que estamos ante una entrega que conserva la misma fórmula con novedades puntuales. No creo que nadie esperara que Eidos-Montreal y Crystal Dynamics ejecutaran una revolución en la última entrega de la nueva trilogía. Por otro lado, comprendemos que hayan querido poner más esfuerzo en el diseño de nuevas zonas de plataformas y tumbas, pero un mayor cuidado en el aspecto técnico le hubiera dado un plus al resultado final.

Podrás cambiar la ropa de Lara
Podrás cambiar de ropa a Lara. / Captura Movistar eSports

Que quede claro que ni mucho menos estamos diciendo que luzca mal, tiene escenarios y escenas visualmente muy atractivos, pero es un juego de contrastes. A la irregularidad gráfica, hay que sumarle la desincronización labial en ciertos momentos y tirones puntuales. Unas taras que, sin embargo, pasan a un segundo plano gracias a la diversión insignia de esta saga.

Sabemos que septiembre está muy cargado de grandes lanzamientos, pero si tienes ganas de aventuras y de poner a prueba tu mente, Shadow of the Tomb Raider es tu juego. Un cierre a la altura de la nueva Lara Croft que nos prometieron hace ocho años.

ESCRIBE TU COMENTARIO...
Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta