Shay es condenada a 116 años

ShAy, exjugadora de CS:GO, condenada a 116 años de prisión

ShAy, una antigua jugadora de CS:GO y actualmente influencer y streamer, ha sido condenada por 116 años a prisión, según han desvelado medios brasileños, aunque todavía cabe recurso.

Shayene 'ShAy' Victorio, jugadora de Counter-Strike: Global Offensive y Counter-Strike 1.6 durante más de una década hasta su retirada el pasado año, ha sido condenada a 116 años de prisión por estafa y al pago de una multa, aunque todavía cabe opción de recurso.

Esta jugadora, que también es influencer, era socia de una empresa de venta online que fue denunciada por 118 clientes por no entregar jamás los productos que habían comprado. La noticia ha sido publicada por el periodista Leo Dias en su columna de UOL.

El propio periodista, no obstante, ha recordado que la legislación brasileña impide que una persona pueda pasar más de 40 años en prisión —aunque la condena sea mayor—, algo que también está presente en otros países.

La propia Shay ha publicado en su cuenta de Instagram un comunicado firmado por su abogado en el que confirma la condena, pero en el que asegura que todavía está en primera instancia, que caben "innumerables recursos" y que podría llegar a ser cancelada. "La joven no corre ningún riesgo de entrar a prisión" explica, ya que el proceso judicial todavía no ha terminado.

En el comunicado, recalca que es una sentencia en primera instancia y que podría terminar con ella absuelta, por lo que no puede ser considerada culpable hasta que pase por un juzgado de última instancia. Además, asegura, la primera sentencia ya ha sido recurrida.

El abogado también arremete contra los medios de comunicación que no han informado correctamente sobre el caso, describiéndolos como irresponsables y aconsejándoles consultar a un profesional del derecho para que revise lo que publican y, así, no caer en una responsabilidad "por daños morales".

La jugadora, por su parte, también ha utilizado Instagram para pronunciarse al respecto y ha explicado que se trata de un problema que tuvo su exmarido y que tras la separación cargó sobre ella. El problema, asegura, en que han hecho público este proceso —que, según dice, lleva años en marcha y no resolverá "de la noche a la mañana"— para perjudicarla y para aprovecharse de la repercusión de su novio, el futbolista Jean.

Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta