Faker es ya un icono de los esports
Faker es ya un icono de los esports / SKT T1

Dos años en la vida de Faker

Hay pocas cosas tan claras en los esports como que Faker es la figura más reconocible del sector. Nacido como Lee Sang-hyeok hace 23 años en Seúl (Corea del Sur), el jugador es un canterano de SKT que en 2017 ya llevaba cuatro años considerado como uno de los mejores midlaners del mundo. Si no el mejor.

2016 había sido un gran año para Faker, ya que su equipo de toda la vida llegaba de proclamarse campeón del mundo por tercera vez, siendo el primer club que repetía título. En una dura final contra Samsung Galaxy, la habilidad del coreano le había ganado fama internacional y le llovían las ofertas millonarias de otros países, que rechazó para continuar su racha vencedora en SKT.

Nada más comenzar la temporada, los rumores de una "oferta sin precedentes" para que Faker renovara situaban su salario en alrededor de 2,5 millones de dólares al año. El 6 de febrero de 2017 se estrenó en Twitch, alcanzando un pico de audiencia récord para la plataforma: 245 100 espectadores. Además, las incorporaciones a SKT de Heo 'Huni' Seung-hoon y Han 'Peanut' Wang-ho auguraban un gran futuro para el combinado coreano.

Faker posa con su figura especial
Faker posa con su figura especial / Riot Games

Las cosas desde luego comenzaron bien para Faker y compañía: ganaron la LCK, triunfaron en el MSI y lucieron durante un tiempo la triple corona de Worlds, campeones locales y vencedores del Mid-Season Invitational. Y entonces llegó el split de verano.

Una temporada irregular les dejó en cuarto puesto y complicaba ligeramente su participación en los Mundiales de aquel año. El público lo atribuyó a un bajón comprensible en el rendimiento, ya que había nuevas incorporaciones y su racha victoriosa era indudable. Sudaron la camiseta en la fase de grupos con un récord de 5-1, pero la preocupación por el midlaner iba en aumento. Algunas de sus victorias habían sido in extremis, y la derrota fue frente a AHQ, un equipo taiwanés con poca trayectoria internacional.

Faker no pudo contener las lágrimas al perder los Worlds 2017
Faker no pudo contener las lágrimas al perder los Worlds 2017 / Lol Esports

Este sufrimiento empequeñeció frente a la tortura a la que les sometió Samsung Galaxy. En un estadio abarrotado por 40 000 aficionados, SKT perdía por primera vez una final. Y Faker encarnaba la desesperación del equipo ocultando las lágrimas entre sus manos. Algunos compañeros tuvieron que acudir a consolarlo, ya que no salía de su estupefacción ni del cubículo donde habían caído por 3 a 0.

Huni y Peanut se fueron tan rápido como llegaron, y a Faker le costó volver a encontrar la forma. En la tercera jornada del split de primavera firmaban una victoria frente a cinco derrotas, resultados inéditos para SKT. No alcanzaron las finales de la LCK, no se clasificaron para el MSI y perdieron también las Rift Rivals de ese año, y lo peor estaba por llegar.

En el split de verano Faker llegó a ver unos cuantos partidos desde el banquillo. Sus acuerdos de patrocinio le obligaban a aparecer en un documental de su vida, donde le revela a una psicóloga que no estaba viviendo un momento fácil"Es el peor momento de mis cinco años de carrera", le confiesa. "No estoy seguro de poder ser mejor la próxima vez que me vea en una situación similar [a la de la final del mundial]".

Desde luego aquel año no tuvo que verse en ninguna situación similar, ya que se esfumaron sus posibilidades de participar en los Worlds 2018. Del banquillo, a la grada, un mazazo que su club quiso que superase cuando le renovó por tres temporadas más, mostrando su apoyo y confianza en el astro coreano.

2019 está lejos de concluir, y ya le ha traído una de cal y otra de arena al inmortal rey demonio. Campeón de nuevo de la LCK, G2 le desbancó recientemente del MSI, dejando la reputación de SKT de nuevo en entredicho. Quizá no sea tanto por un bajón en el rendimiento de Faker, sino de una mejora palpable de los equipos y jugadores en otras regiones. "En el MSI perdimos cinco veces contra G2. Su estilo no es convencional y hemos aprendido mucho sobre las fortalezas de ese estilo", dijo en un tono esperanzador.

Sea como sea, Faker ha visto League of Legends tanto desde el Olimpo como desde el infierno. Poco dado a las entrevistas y a mostrar sus sentimientos, parece claro que quiere volver a estar en lo más alto. Cualidades no le faltan, solo queda ver si le acompañan los resultados.

ESCRIBE TU COMENTARIO...
Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta