Directo
Mundial de TFT 2021: calendario, partidos, premios y horarios Ver ahora
El 'enfado' de Grabbz con su equipo
El 'enfado' de Grabbz con su equipo / Riot Games

El 'enfado' de Grabbz con su equipo

Hasta el equipo más fuerte de Europa puede perder, y más aún si la partida se juega mal por la mala actitud de los jugadores. G2 Esports no es perfecto, y GrabbZ quiere solucionarlo.

Un año más la LEC cuenta con un claro favorito desde el primer minuto, y tras tres jornadas disputadas no nos han decepcionado. 

G2 Esports ha comenzado 2020 con pleno de victorias, seis de seis, habiendo competido ya contra todos los equipos que, en teoría, podrían ponerles en aprietos: Origen, Fnatic y Rogue. Y la realidad es que tan solo estos últimos llegaron a causarles serios problemas en la Grieta del Invocador.

El cambio de líneas entre Luka "PerkzPerković y Rasmus "Caps" Borregaard resultó ser tan efectivo como todos esperábamos, y la esencia de aquel G2 Esports de 2019 que a todos nos ilusionó se ha mantenido, mostrándonos picks algo "locos" como la mítica Soraka top de Martin "Wunder" Nordahl.

Origen y Fnatic no tuvieron absolutamente ninguna oportunidad contra los chicos de Ocelote, y como hemos mencionado, Rogue fue el único equipo capaz de hacer sangrar al gigante europeo. Y esto no gustó nada en el Coaching Staff de G2.

G2 Grabbz
G2 Grabbz / Riot Games

Tengo la suerte de conocer y tener una buena relación con el entrenador de G2 Esports: Fabian "GrabbZ" Lohmann, y tras terminar sus partidos cada jornada suelo cruzármelo por los pasillos de los estudios de la LEC en Berlín.

Tras aquel enfrentamiento con Rogue, se le veía enfadado, nervioso.

Todos podemos tener malas partidas, incluso es muy normal que de vez en cuando se nos escape algún mapa. No es (o no debería ser) para nada extraño que el mejor equipo de Europa pueda perder contra un equipo cualquiera. El League of Legends no es solo talento individual.

Y en efecto ese no era el problema de GrabbZ. Su enfado no venía causado por el mero hecho de haber tenido una mala partida. Lo que verdaderamente irritó al entrenador fue la actitud de sus jugadores.

Así me lo confesaba tras aquella jornada. Se sentía decepcionado con sus chicos por haber tenido la peor actuación en muchísimo tiempo, por haber salido a la Grieta del Invocador como locos, sin pensar antes de actuar, por haberse dejado llevar por impulsos incoherentes y haber dejado la comunicación y el trabajo en equipo a un lado.

GrabbZ es consciente de que así no puede ganarse ninguna competición, y puntualizaba que confiarse es un gran error por muy malos que puedan ser tus contrincantes en la liga europea.

Por todos es sabido el talento individual y colectivo de los actuales subcampeones del mundo, pero es cierto que su juego nunca ha sido perfecto del todo, y así lo cuentan tanto GrabbZ como otros jugadores con los que he tenido la oportunidad de hablar. Y normalmente la causa tiene un factor en común: "la actitud".

Por ejemplo, una de las debilidades que podemos ver en G2 y que varios de sus integrantes me han comentado es el early game. Siempre han sido los minutos de partida en los que más les ha costado imponerse a sus contrincantes, y es uno de los puntos que más están trabajando en la actualidad.

¿Dónde entra aquí el problema de la actitud? Pues muy sencillo. Los equipos trabajan y corrigen sus carencias en los entrenamientos, en las scrims. Y aquí es donde la esencia de G2 Esports brilla más que en ningún lado.

Si pensamos que son unos trolls por sacar Soraka top, por mandar al support al carril central o por cualquier otra cosa que hayamos podido ver en sus partidas, nos volveríamos locos al pensar qué pueden llegar a hacer en los entrenamientos.

Varias voces internas de G2 me comentaban las locuras que se han hecho en scrims, y el propio Mihael "MikyxMehle me confesaba hace un par de semanas que han tenido que ponerse serios al respecto, han tenido que frenar un poco y plantearse una nueva forma de afrontar los entrenamientos.

Mikyx
Mikyx / Riot Games

Si no quieren que vuelva a pasar lo que ocurrió en París, deben comenzar a tomarse más en serio a sus enemigos, incluso a los más débiles, pues un paso en falso puede ser un partido perdido, y cualquier desliz puede desembocar en terribles consecuencias.

GrabbZ y los suyos son conscientes y saben que necesitan corregir su actitud para poder trabajar mejor en las carencias como equipo. ¿Serán capaces de ponerse serios?

Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta