Directo
MSI 2022: calendario de Rumble, partidos y toda la información Ver ahora
PGL Major Antwerp 2022: playoffs y últimos partidos del campeonato Ver ahora
VRL Spain 2022: Rising Stage 2 - Equipos, calendario y partidos Ver ahora
PlayStation y Bungie
PlayStation y Bungie / Bungie

|

Sony contraataca a Microsoft y compra Bungie por 3600 millones de dólares

Enero no ha sido tranquilo para la industria. Ni siquiera el último día. Si Microsoft compró Activision Blizzard, Sony no ha querido quedarse atrás y ha adquirido Bungie, los creadores originales de Halo.

El mes de enero de 2022 se va a recordar durante mucho tiempo. Microsoft anunció la compra de Activision Blizzard y revolucionó la industria. Sony no ha querido quedarse de brazos cruzados y ha anunciado la adquisición de Bungie, otro de los estudios y distribuidores punteros de la industria.

La operación ha sido anunciada por Games Industry y asciende a un total de 3600 millones de dólares. Lo divertido es ver cómo los creadores de franquicias históricas acaban en el rival de siempre.

Con la compra de Activision Blizzard, Microsoft de queda con los derechos de sagas como Crash Bandicoot o Spyro the Dragon, históricamente asociadas a PlayStation. Lo de Sony realmente no es tan explosivo, pero no hay que olvidar que Bungie fueron los desarrolladores originales de Halo. De haberse llevado esa franquicia a sus dominios hubiera sido un bombazo. Sin embargo, la IP—como es de sobra conocido— pertenece a Microsoft.

Lo que sí se lleva PlayStation es un equipo talentoso y la saga Destiny. Aunque se han apresurado a dar a conocer que el estudio seguirá siendo independiente y con carácter multiplataforma. "Tendrán la opción de autopublicar y llegar a los jugadores donde sea que elijan jugar", comenta la compañía.

Bungie comenzó como estudio independiente. Es la segunda ocasión en la que son comprados por un fabricante de consolas. Primero lo hizo Microsoft para asegurarse los derechos exclusivos de Halo. El estudio recuperó su independencia tras el lanzamiento de Halo 3 en octubre de 2007.

Tras desarrollar Halo 3: ODST y Halo: Reach para Microsoft, firmó un acuerdo —curiosamente— con Activision. Tenía una duración de 10 años y entre ambas compañías crearon la IP Destiny.

Una vez finalizado su compromiso con Activision —que ahora es de Microsoft—, Sony compra Bungie para intentar contraatacar a la potencia de fuego de Microsoft.

"Hemos tenido una sólida asociación con Bungie desde el inicio de la franquicia Destiny, y no podría estar más emocionado de dar oficialmente la bienvenida al estudio a la familia PlayStation", comenta el presidente y director ejecutivo de Sony Interactive Entertainment, Jim Ryan.

Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta