Adiós al sueño de Rogue
Adiós al sueño de Rogue

Adiós al sueño de Rogue

A las seis de la tarde de un caluroso treinta de agosto en Berlín comenzaba una serie cargada de emociones para todos sus protagonistas.

Daba comienzo a esa hora el mejor de cinco que decidiría quién de los dos equipos, Rogue o Schalke 04, conseguirá sus billetes para las finales de Atenas.

Mini-roguetiano
Mini-roguetiano / Riot Games

Primera partida

Durante los primeros instantes, ambos equipos conservaron las distancias y mantuvieron un juego poco agresivo, hasta que en el minuto 5, con la ayuda de su jungla, Rogue lograba la primera sangre en el carril inferior.

Pese a mantener el resto de marcadores empatados, eran también los pícaros los primeros en conseguir un Dragón de Océano instantes después de la primera sangre, y durante otros 5 minutos el ritmo volvió a pausarse.

Así llegábamos al minuto once, cuando esta vez era el jungla del Schalke 04 el que rotaba al carril superior y ponía por delante a su equipo en el marcador de muertes tras conseguir dos asesinatos. Con ello, también se colocaban ligeramente por delante en el marcador de oro, mil por encima de Rogue, y así se lanzaban a por el Heraldo de la Grieta.

Parecía que el conjunto alemán iba a conseguir el objetivo sin problemas, sin embargo varios miembros de Rogue lograron colarse en el pit y robaron el Heraldo, además pelearon y lograron hacer el tiempo suficiente para que llegasen los demás compañeros. 

El resultado de este movimiento fue inmejorable. Además de lograr el Heraldo, conseguían en tan solo un minuto ponerse por delante en todos los marcadores, especialmente en el de muertes, que se quedaba 4-2.

Tras conseguir también una primera torre (que rápidamente contestaba con otra el Schalke), Rogue se hacía con un Dragón de Montaña. Con este dominio absoluto del mapa, conseguían sin grandes problemas asesinar a varios miembros del conjunto alemán, y se hacían otro Dragón de Montaña.

La ventaja en el minuto veintitrés era considerable, y este mismo momento fue fatal para el Schalke: tenía lugar una pelea grupal en la que morían todos sus jugadores y solo conseguían matar al tirador de Rogue. Así, los cuatro supervivientes se hacían el Baron Nashor con toda facilidad.

Dos minutos más tarde, Rogue se volvía a concentrar en el carril central, y tras conseguir una nueva victoria en una pelea grupal, arrollaban con todo a su paso y ponían el 1-0 en la serie a su favor.

S04 Upset
S04 Upset / Riot Games

Segunda partida

En esta ocasión, la primera sangre tardaba algo menos en llegar y además cambiaba de dueño. A los cuatro minutos, tras una pelea en el río iniciada por los junglas, el toplaner del Schalke, 'Odoamne', lograba acabar con la vida de su rival en línea, 'Finn'.

Esta ventaja inicial se veía incrementada cuando dos minutos más tarde el jungla alemán rotaba al carril inferior y junto a sus compañeros lograba dos asesinatos más.

En el minuto ocho, conseguían el Dragón de Océano y a raíz del objetivo tenía lugar una pelea grupal de la que rascaban una muerte más. También conseguían la primera torre y con ello su ventaja en el marcador de oro se elevaba a más de cinco mil a los doce minutos de partida.

El Heraldo de la Grieta caía sin embargo en manos de Rogue, aunque con él no consiguieron sacar más que un par de placas de la torre superior.

Un segundo Dragón de Océano  caía en manos del Schalke, quien parecía tener la partida muy a su favor. Sin embargo, tenía lugar una pelea en el carril superior hacia el minuto diecisiete en la que Rogue lograba asesinar a cuatro miembros del Schalke, poniendo el marcador de muertes 4-6 y consiguiendo después su primera torre.

Aún así los alemanes tenían a su favor una gran presión de mapa. Conseguían un Dragón de Nube y conseguían mantener las distancias con los pícaros.

Los siguientes minutos fueron bastante caóticos. Las peleas se sucedían, con sus consecuentes intercambios de muertes, el Schalke conseguía un Dragón de Océano más, Rogue amenazaba con el Baron Nashor, caían torres de ambos bandos... hasta que llegó el minuto treinta y uno, en el que ambos equipos peleaban y cuatro miembros de Rogue acababan muriendo.

Tras esto, todos los jugadores del Schalke se lanzaban a conseguir el Baron Nashor, que completaban con un Dragón Infernal (ya tenían cinco Dragones). 

Con esta ventaja, no tardaban en tirar dos inhibidores, y pese a que Rogue lo intentó hasta el final, acababan destruyendo el nexo y poniendo el empate en la serie.

VandeR
VandeR / Riot Games

Tercera partida

Como si hubiésemos vuelto al principio de la serie, ambos equipos se respetaron y mantuvieron la distancia durante los primeros compases.

La primera sangre caía alrededor de los diez minutos de partida en manos del Schalke 04, que se adelantaba una vez más, dominando y controlando el mapa. Esto les llevó a hacerse sin grandes complicaciones el Heraldo de la Grieta, pero Rogue no iba a dejarse ganar fácilmente.

Los siguientes minutos fueron totalmente diferentes a los iniciales: la calma pasó a convertirse en caos, con peleas, movimiento y objetivos sucediéndose constantemente.

Un Dragón de Montaña caía en manos de cada equipo. Las peleas las ganaba Schalke, que al minuto veintidós iba 2-6 a su favor. Las torres eran para Rogue, que en el mismo minuto vencía 4-1 en este marcador. El oro se mantenía igualado.

Tres minutos más tarde, Schalke conseguía un asesinato y una torreta más a su favor, mientras que Rogue se hacía con el Dragón Infernal.

En el veintiocho tenía lugar una pelea grupal cargada de muertes. Todos los miembros de Rogue morían, y del conjunto alemán solo sobrevivía el apoyo. Sin embargo, el gran beneficiado de esta pelea fue el tirador de Rogue, que conseguía con Draven un asesinato triple.

En el minuto treinta y uno, se palpaba la tensión cuando Schalke comenzaba a hacer el Baron Nashor mientras Rogue se escondía en los alrededores. Tras olerse una emboscada, el conjunto alemán se retiraba y Rogue amenazaba con hacérselo. Finalmente ninguno de los dos lo conseguía y lo que teníamos a continuación eran unos minutos llenos de peleas en las que la balanza no terminaba de inclinarse a favor de nadie.

En el treinta y cuatro, algunos jugadores del Schalke comenzaban el Baron de nuevo, y Rogue parecía no darse cuenta, hasta que comenzó una nueva pelea que les llevó a descubrir las intenciones del conjunto alemán. Tras ello, los pícaros se las arreglaron para matar a tres enemigos y se lanzaban directos a por su base.

Parecía que la partida iba a acabar. Rogue destruía el inhibidor central y las dos torres de nexo... pero todo el equipo del Schalke revivía y acababan con la vida de todos los jugadores de Rogue.

Tras esta gesta in extremis, los alemanes conseguían tanto el Baron Nashor como el Dragón Anciano, y comenzaban a asediar la base enemiga.

Rogue conseguía resistir, pues solo perdía dos torres de inhibidor, y volvía a presionar al equipo alemán, preparando el terreno para un nuevo intento de cerrar la partida.

En el minuto cuarenta y dos llegaba ese momento, con inesperados resultados: una pelea en el carril central acababa con cuatro miembros de Rogue muertos, con una Quadrakill del Kennen de 'Odoamne'. Así, se lanzaban a la base enemiga y, tras conseguir firmar la Pentakill, el Schalke conseguía su segunda victoria de la serie.

Odoamne
Odoamne / Riot Games

Cuarta partida

Llegaba el momento de la verdad para Rogue. Una derrota significaría hacer las maletas y marcharse a casa hasta el año que viene.

Una vez más, la partida comenzaba pausada, con ambos equipos tratando no arriesgar. El Schalke, tranquilo por la comodidad de ir por delante. Rogue, consciente de que no podía cometer ningún error.

En esta línea llegamos hasta el minuto once, en el que por fin tenía lugar la primera sangre, que caía en manos del Schalke tras pelear en la zona de un Dragón infernal que tras la muerte también se agenciaron.

Como respuesta, Rogue se hacía el Heraldo de la Grieta, y un minuto después ejecutaba un excelente movimiento en la parte inferior del mapa que le llevaba a conseguir dos asesinatos a su favor y una primera torre que les ponía ligeramente por delante en el marcador de oro.

Por su parte, 'Odoamne' demostraba estar muy enchufado y conseguía una solo kill en el carril superior. 

Ya se había abierto la veda. Como ocurría en las anteriores partidas, desde ese momento la acción no paró ni un segundo.

Comenzaron a sucederse una vez más las peleas, las caídas de torres y las incursiones en todas partes del mapa. En general fue Rogue el que más provecho sacó de todas estas situaciones, consiguiendo incrementar su distancia progresivamente.

Confiados por esa ventaja, iniciaban un Dragón Infernal que conseguían, pero que pagaban con la vida de dos de sus jugadores. También se hacían con el siguiente Dragón, de Océano esta vez, tras varios minutos en los que el conjunto alemán lograba reducir las distancias e incluso adelantarse en el marcador de asesinatos.

En el minuto veinticinco la partida estaba totalmente empatada. Los alemanes conseguían un Dragón Infernal y Rogue amenazaba con comenzar el Nashor... pero en los siguientes cinco minutos tan solo tuvimos alguna que otra muerte. 

En el treinta y uno, Schalke iniciaba el Baron Nashor, pero tenía que renunciar inmediatamente ante la amenaza de Rogue. Lo volvían a intentar, tentando a Rogue para volver, y lo conseguían. Comenzaban una pelea de la que salían victoriosos... hasta que 'Finn', el toplaner de Rogue, daba un puñetazo sobre la mesa y conseguía eliminar a casi todos sus enemigos.

Tras ello, era Rogue quien aseguraba el Nashor para sí, y se ponía por delante en la partida. 

Una pelea en el minuto treinta y cinco hacía a Rogue retroceder y daba a los alemanes un Dragón de Océano que nos hacía ver que aún tenían fuerzas... y vaya si las tenían. Dos minutos más tarde comenzaban una pelea en el carril superior en la que mataban a todos los jugadores de Rogue, y tras ello ganaban la partida.

Así, el Schalke conseguía los billetes para Atenas y mandaba a Rogue a casa con las ilusiones rotas.

ESCRIBE TU COMENTARIO...
Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta