Sábado con sabor a Playoffs
Riot Games

Sábado con sabor a Playoffs

Empezaba este sábado de sexta jornada con un Rogue vs Vitality, con ambos equipos luchando por no irse a casa sin saborear la victoria (ambos perdieron el viernes). 

La primera sangre llegaba a los siete minutos cuando cuatro miembros de Rogue rotaban al carril superior para acabar con la vida del jungla de Vitality, que trataba de ayudar a su toplaner.

Un minuto después, eran cuatro de Vitality los que subían al top y vengaban la muerte de su compañero, y a esta jugada prosiguió un nuevo intercambio de asesinatos que ponía el marcador 2-2, y mantenía empatados todos los marcadores.

Los dos primeros Dragones caían en manos de las abejas (Infernal y de Océano), y el Heraldo se lo llevaba Rogue, que con él conseguía la primera torre de la partida y, tras conseguir un asesinato más, comenzaba a distanciarse de su contrincante.

En el minuto quince una nueva pelea servía a Vitality para empatar de nuevo la partida, y en el diecisiete tenía lugar otro enfrentamiento en la zona del Dragón, del cual Rogue extraía el objetivo y un asesinato, que una vez más les ponía ligeramente por delante.

Jiizuke
Jiizuke / Riot Games

Hacia el veintitrés, Team Vitality iniciaba un Baron Nashor del que Rogue no tenía visión, y cuando estaba apunto de caer, "Mowgli" lanzó un lamentable smite, que falló, y Rogue aprovechó para robar el objetivo. 

Con el poder del Nashor, destruían todas las torretas de todas las líneas, y empujaban a Vitality contra su base. Sin embargo las abejas luchaban con uñas y dientes y conseguían rechazar la ofensiva y alargar la partida.

Tanto fue así, que se organizaban perfectamente para lograr empatar el marcador de muertes y conseguir además el siguiente Baron Nashor. Con su poder, se lanzaban contra la base enemiga, y tras una frenética pelea lograban asesinar a todos los miembros de Rogue y ganar la partida, facilitando enormemente su entrada a Playoffs.

Hay una primera vez para todo

En segundo lugar, se enfrentaban exceL y Misfits, en este caso con ambos equipos queriendo irse a casa con un 2-0 a favor.

ExceL venía de ganar a Rogue y Misfits de ganar ni más ni menos que a Fnatic, y la partida se desenvolvía durante los primeros minutos con los británicos en cabeza en todos los marcadores salvo el de oro.

El primer Dragón, Infernal, caía en sus manos, lo que les servía para adelantarse en el único marcador que les faltaba. A partir de ahí, la partida adquirió un cariz frenético. Las peleas se sucedían constantemente, y exceL se las arreglaba para conseguir rascar asesinatos en cada una de ellas.

Llegábamos al minuto quince con exceL consiguiendo el Heraldo de la Grieta y con el marcador 9-3 a su favor. Sin embargo, la primera torre había sido para Misfits y el marcador de oro estaba bastante igualado.

Poco a poco, con un juego muy sólido, los británicos seguían aumentando su ventaja y demostrando que han venido a pelear por el final de la temporada.

Tras lograr hacerse con el Baron Nashor, empujaban el carril inferior hasta destruir el primer inhibidor y minutos más tarde eran imparables: una vez más sorpendían y lograban una victoria, pero no una cualquiera. Esta victoria suponía el primer 2-0 en una jornada que conseguían en todo lo que llevamos de 2019.

Duelo en las altas esferas

En tercer lugar teníamos un partidazo: Schalke 04 vs Splyce. Las serpientes comenzaban dominando los primeros compases del partido, consiguiendo las tres primeras sangres. El Schalke no conseguía sumar un tanto hasta el minuto diez.

A partir de ese momento, el partido comenzó a caldearse y las peleas se fueron sucediendo. Splyce conseguía el Heraldo de la Grieta tras varios enfrentamientos en la zona y varios intentos de iniciación del objetivo, y con él derribaba la primera torre de la partida.

Los siguientes minutos siguieron con más peleas y objetivos, pero la balanza fue poco a poco inclinándose a favor de Splyce, quienes conseguían un temprano Baron Nashor y para el minuto veinticinco marcaba la abismal diferencia de 5-1 en torres y casi diez mil de oro arriba.

En el veintiocho, Splyce conseguía un nuevo Nashor que les empujaba aún más hacia el triunfo. Tras una pelea grupal en la zona inferior del mapa en la que el Schalke hacía el peor focus posible, Splyce se lanzaba hacia el nexo y ganaba una vez más, asegurando su segunda plaza en la clasificación.

Splyce gana de nuevo
Splyce gana de nuevo / Riot Games

La cuarta partida del día enfrentaba a SK Gaming y G2 Esports. Como siempre, G2 nos sorprendía desde el principio con su composición, pues escogía a Tristana para el carril central y Annie para el superior.

La primera sangre la conseguía SK Gaming tras un fallo de quien menos esperábamos: "Caps", en un uno contra uno en el carril central. Pero la respuesta de G2 no se hizo esperar. Parte del equipo rotaba al medio y devolvían la muerte y además conseguían otra más al volver al carril inferior. 

El primer Dragón, de Viento, caía en favor de los de "Ocelote", que nada más terminarlo volvían al carril superior y conseguían sumarse tres asesinatos más, distanciándose considerablemente en el marcador de oro.

Con esta ventaja, G2 era imparable. A cada rato teníamos una nueva muerte a su favor, en cualquier parte del mapa. Además, conseguían la primera torre (y la segunda), y se hacían con el Heraldo de la Grieta.

Para el minuto veinte, G2 iba con más de siete mil de oro de ventaja, 14-4 en el marcador de muertes y 6-0 en torres, con inhibidor de top incluído.

Dos minutos más tarde tenían dos inhibidores y acumulaban veinte asesinatos (casi uno por minuto). Tiraban el tercer inhibidor en el veintitrés, y tras destruir una vez más a los jugadores de SK, conseguían ganar la partida en veinticuatro minutos con tantas kills como minutos.

Jankos
Jankos / Riot Games

La quinta partida ponía un broche de oro a la jornada: Origen vs Fnatic.

La primera sangre caía en manos de Fnatic tras un gran gank de su jungla en el carril superior, y Origen contestaba dos minutos más tarde con el mismo movimiento, empatando la partida. Unos instantes después, volvían a concentrarse los jugadores de Fnatic en el carril inferior, lograban un nuevo asesinato y se lanzaban a conseguir el primer Dragón de Océano.

Sin grandes eventos transcurrieron los siguientes minutos. Fnatic se hacía con un segundo Dragón (de Montaña) y con la primera torre a los doce minutos de partida, y aumentaban ligeramente todos sus marcadores, aunque siempre con Origen muy cerca.

Para el minuto veinte, el marcador de muertes estaba 2-3, Fnatic estaba dos mil por delante en el marcador de oro y Origen había conseguido un Dragón de Océano.

Dos minutos más tarde, tras empatar el marcador de muertes y ponerlo 4-4, Origen iniciaba el Baron Nashor con un Fnatic acosando constantemente... y el acoso dio frutos. Fnatic robaba el Nashor con su Karma.

Con su poder, derribaban varias torres y conseguían un Dragón Infernal. Origen lograba resistir en las numerosas peleas que se iban sucediendo, empatando el marcador de asesinatos, pero la balanza se iba inclinando cada vez más a favor de los de "Rekkles". 

En una gran jugada, Fnatic destruía el primer inhibidor e iniciaba simultáneamente el Baron Nashor, que acababa consiguiendo. Además, se lanzaba a conseguir un nuevo Dragón de Montaña.

Hacia el minuto treina y dos caía un segundo y un tercer inhibidor y, aunque Origen logró alargar su agonía, no pudo resistir el empuje de un tercer Nashor y un Dragón Anciano conseguido por Fnatic, que ganaba una partida de cuarenta minutos.

ESCRIBE TU COMENTARIO...
Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta