Invictus Gaming arrasa a Fnatic en la final del Mundial de LoL

Invictus Gaming es el nuevo campeón del Mundo en League of Legends tras arrasar en la gran final del torneo, que se ha disputado esta mañana en Incheon (Corea del Sur), al equipo europeo Fnatic e imponerse por tres a cero en una de las finales más descafeinadas que se recuerdan.

Aunque las esperanzas de la mayor parte de los aficionados occidentales recaían en que el campeón europeo terminase por fin con la tiranía asiática en el MOBA de Riot Games, Fnatic no consiguió reeditar los resultados de la fase de grupos, donde se impuso en dos de las tres partidas que enfrentaron a ambos conjuntos.

A la hora de la verdad, sin embargo, solo hubo un único equipo sobre la Grieta del Invocador, dominando todas las zonas del mapa con un brillante Gao ‘Ning’ Zhen-Ning, que en la primera partida consiguió castigar la calle central duramente dejando muy por detrás a la Irelia del danés Rasmus ‘Caps’ Winther.

Sin embargo, el dominio de Invictus no se limitó únicamente a la calle central y consiguieron llevarse de forma muy rápida la primera partida de la final, poniendo así la primera piedra de su recién estrenado campeonato del mundo.

Dicen que la cara es el espejo del alma y las Fnatic lo decían todo acerca del estado de ánimo de unos jugadores que han sido el orgullo de Europa. La segunda partida tuvo tan poca historia como la primera, aunque en este caso el castigo de Invictus Gaming se centró en la calle superior.

El belga Gabriël ‘Bwipo’ Rau sufrió mucho con Urgot ante el acoso del jungla enemigo y terminó concediendo una gran cantidad de muertes que permitieron a sus rivales hacerse con la ventaja. A partir de este momento, con todos muy por delante, era tan solo cuestión de tiempo que terminasen. Y pese a que en este segundo envite Caps, con Azir en sus manos, sí estuvo ligeramente más acertado, una cazada sobre él supuso el dos a cero.

Para la tercera partida el cuerpo técnico de Fnatic decidía apostar por el francés Paul ‘Soaz’ Boyer. Sin embargo, el campeón europeo no tenía su día y se encontraron con una partida en la que, pese a que consiguieron una discreta ventaja en los primeros compases, rápidamente rompía Invictus Gaming.

Un robo de Nashor de Mads ‘Broxah’ Brock-Pedersen hizo soñar por instantes a Fnatic, pero se quedó tan solo en un anécdota e instantes después Invictus Gaming se llevaba la victoria y se convertía en el primer equipo chino en conseguir levantar el título de campeón mundial.

*Imagen de cabecera propiedad de Riot Games.

Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta