Directo
PGL Major CS:GO Estocolmo 2021 Ver ahora
Dalas Review en uno de sus vídeos
Dalas Review en uno de sus vídeos / Dalas Review / YouTube

Dalas Review: el último hater de Ibai Llanos

El youtuber canario fija su objetivo en el influencer vasco justo en el momento en el que éste goza de mayor popularidad. ¿Por qué justo ahora se acuerda de él?

Hay una norma no escrita dentro del panorama youtuber español que dice que para llegar lejos tienes que ser buenrollero; algo parecido, no nos engañemos, a lo que pasa fuera de las pantallas. Si Rafa Nada o Pau Gasol son estrellas nacionales del deporte no es solo gracias a sus méritos deportivos, sino gracias a una imagen popular intachable.

Por hacer una comparación, pocos podrían poner pegas a la carrera de ElRubius, WillyRex y otros creadores de contenido ‘campechanos’ a los que en los últimos tiempos también se ha unido, a menor escala, Ibai Llanos

El vasco levanta una simpatía inusual en redes sociales, gracias a un humor a prueba de balas y un análisis de la actualidad, de su vida y de su visión del mundo tan ácida como contenida. No se suele meter en terrenos pantanosos, y oirás a muy poca gente hablando mal de él. Pero los hay, y por pocos que sean, son muy ruidosos.

Dalas Review, por ejemplo, se la tiene jurada a Ibai desde hace tiempo, todo por una serie de opiniones que el vasco publicó sobre él en momentos delicados de su carrera. Se ha convertido en el 'hater' más popular y encarnizado de Llanos que ha sorprendido a muchos por su agresividad, cuando en realidad se trata de su estilo habitual.

Pongamos en contexto: Daniel José Santomé Lemus nació en Santa Cruz de Tenerife hace 26 años, aunque desde los 12 se hace llamar Dalas. Lleva ocho años al frente de su propio canal en YouTube, que con varios subperfiles alcanza los 11 millones de suscriptores y ronda los 2200 millones de visualizaciones. Es, por tanto, un creador de contenido muy relevante dentro de la comunidad española.

Pero tiene enemigos “muy poderosos”, como él mismo dice. Es abiertamente hostil hacia ElRubius, Mangel o Alexby, y sabe que WillyRex o Luzu "no le tragan", al parecer por sus más que habituales salidas de tono y su innata habilidad para meterse en líos.

El caso es que ayer le dedicó un vídeo a Ibai en el que como mínimo queda claro que está irritado con el vasco. Lo hace desde su canal secundario ‘Dalas sin Filtros’, que por si no quedaba claro el talante de ese perfil él mismo lo define de la siguiente manera: “(Aquí) diré todas mis opiniones y vídeos serios, sin filtros”. Acabáramos, a eso se le llama sutileza.

En ‘Así es Ibai Llanos’ pretende descubrir lo que 1,3 millones de seguidores en Twitter no han sido capaces de averiguar sobre uno de sus ídolos, y no es otra cosa que el vasco “es poco más (sic) que un acosador de los grandes”. 18 minutos donde las palabras “rastrero”, “vomitivo”, “calaña”, “hipócrita”, “escoria” y “repulsivo” son las más sonoras y abundantes. Cualquiera diría que habla de un miembro de las SS.

Entre los tuits que rescata (algunos con cinco años de antigüedad) recalca que Ibai necesita atacarle “para rascar 30.000 likes y 10.000 retuits”, obviando que en la misma época el caster sumó cerca de tres millones de reproducciones solo en Twitter con un mensaje de ánimo a los estudiantes de la Selectividad. Hito, por cierto, que superó con creces el año siguiente, llegando a ser entrevistado por periódicos de tirada nacional a causa de ese ameno contenido.

Ahí radica quizá la mayor diferencia entre Ibai y Dalas. Una de las entrevistas más populares del canario a un medio generalista fue a la salida de la Audiencia Provincial de Madrid, donde ha acudido en varias ocasiones acusado de abuso sexual o malos tratos.

Siempre ha salido absuelto, pero el estigma le ha dolido lo suficiente para asegurar que otro en su situación “se hubiera suicidado”. Es su opinión, claro, y la repite con una frecuencia preocupante para alguien de su alcance mediático.

Protagonista de innumerables peleas con otros compañeros de profesión y de "gente que se ha aprovechado de él", Dalas está especializado en criticar. De vez en cuando juega a algo, a veces debate con otros youtubers, pero la opinión más generalizada en las redes es que su nivel de provocación está muy por encima de la media y que vive de analizar duramente lo que no le gusta. Es muy difícil verle reír sin un toque cínico, todo lo contrario que sucede con Ibai. 

Yo no sé a vosotros, pero cuando escucho “rastrero”, “vomitivo”, “calaña”, “hipócrita”, “escoria” y “repulsivo” tan a menudo, y dirigido a un grupo tan variado de personas como el que Dalas tiene en su catálogo de vídeos, pienso que no es un contenido agradable de ver. Y que probablemente le falta un poquito de humildad y autocrítica, todo sea dicho.

Incluso opino que mucha gente compartirá esa visión, y sospechará del momento elegido para atacar a Ibai, justo en su pico histórico de popularidad. Sospechoso como mínimo que actúe ahora y no entonces, cuando el vasco ya era un reputado caster de League of Legends, y más teniendo en cuenta que Llanos hace años que no le menciona.

Entrando en una espiral infinita, imaginar un mundo en el que los aludidos en estos vídeos respondiesen a esos adjetivos con vídeos del mismo talante es desolador. Derrumbarían una parte de lo que ahora pretende ser YouTube: una escapatoria divertida a la tristeza que muchas veces reina en el exterior de ese universo digital, haciéndonos más intolerantes y mucho más mezquinos.

Es casi imposible ver los contenidos que Dalas le dedica al vasco y no sentir las ganas que parece tener el autor de escupirle a Ibai. Todo indica que el vasco no volverá a hablar en público sobre Dalas, y ojalá no lo haga y deje que los números hablen por él. En tres meses ha ganado tantos seguidores en YouTube como Dalas en más de un año, y en Twitter multiplica por nueve los followers del canario.

‘Así es Ibai Llanos’, versión Dalas Review, termina con un amago de amenaza que sacaría los colores a cualquier otro youtuber: “Dentro un tiempito, querido amiguito Ibai, (desde las redes) te van a hacer el mismo escrache que le hicieron a todos tus amiguitos. Allí estaré yo para reírme de ti, y veamos si de esa sales tú vivo”. Ahí es nada. 

Mucho nos tememos, para desgracia de Dalas, que ahora mismo a Ibai le preocupa mucho más morir en Minecraft Extremo que a causa de una inoportuna bronca en YouTube. Y no se equivoca en sus prioridades.

Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta