Wild Rift
Wild Rift / Riot Games

Wild Rift: más que un esport, una oportunidad para League of Legends

Aunque se está hablando del potencia de Wild Rift como deporte electrónico, su verdadero potencial reside en lo que puede aportar a League of Legends.

League of Legends: Wild Rift ha sido el gran protagonista de este mes de diciembre en los videojuegos para dispositivos móviles gracias al lanzamiento de su beta abierta en Europa, dando así la posibilidad a los jugadores de poder disfrutar, por fin, del MOBA en sus móviles.

Los juegos móviles llevan años planteándose como el futuro de los deportes electrónicos. El argumento es sólido: el público potencial es muy superior al de PC o consolas y son juegos tan competitivos como los otros. Pero la realidad, por el momento, es que no está siendo así. Al menos no en Occidente.

Serán muchos los clubes que se animen a lanzar equipo de Wild Rift durante los próximos meses, porque es un juego con el que los aficionados a League of Legends pueden conectar fácilmente y además tiene el respaldo de Riot Games, pero dudo mucho que termine convirtiéndose en un deporte electrónico propiamente dicho.

Y es que los esports móviles no han terminado de arrancar. En algunos casos se puede hablar de malas decisiones del publisher —el ejemplo más claro es Clash Royale—, pero es algo bastante transversal en Europa, así que quizás haya otros factores como la volatilidad de la base de jugadores de estos títulos.

Sea como sea, no digo que Wild Rift no sea interesante para los deportes electrónicos. Y es que, con independencia de que funcione por sí mismo o no, es una maravillosa puerta de entrada a League of Legends, dando la oportunidad de conocer a muchos de los campeones y las bases del juego, aunque haya diferencias significativas.

Nadie duda de que League of Legends es el auténtico esport rey. Su Mundial es la competición más vista año tras año y es el gran referente del sector. Pero eso no significa que no pueda crecer más y llegar a nuevos públicos, aunque tiene ciertos obstáculos para ello como la barrera de entrada para los espectadores.

Más de 150 campeones, un 'meta' y una forma de jugar concreta… Alguien que no haya jugado nunca no va a entender lo que está pasando en su pantalla y es realmente difícil explicárselo. No es algo exclusivo de LoL, pasa con todos los MOBA, pero ahora sí tienen la oportunidad de llegar a un público que quizás no jugaría a la versión de PC.

Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta