Fnatic, KING-ZONE y Royal Never Give Up sufren 'MSI vacations'

La vuelta de vacaciones suele suponer un problema. El volver a la rutina y al trabajo después de un largo periodo de descanso en muchos casos genera estrés posvacacional.

En League of Legends ocurre algo parecido. En su debut, los tres semifinalistas del MSI (a expensas de que debute Flash Wolves este fin de semana) han comenzado con derrota tras acabar hace menos de un mes el Mid-Season Invitational.

El primero en salir a escena fue KING-ZONE. El subcampeón del evento empezó con muchas dudas contra Gen.G y, tras ganar el primer mapa, sucumbió en los dos siguientes para protagonizar una de las sorpresas de la jornada.

Fnatic también está teniendo problemas para adaptarse a este meta y el viernes fue arrollado por un Misfits que quiere pescar en río revuelto para alcanzar unos playoffs que se le resistieron el año pasado.

El sábado, los campeones de la LCS sufrieron más de lo previsto ante el Schalke 04 y, a pesar de ir perdiendo en gran parte del encuentro, una buena pelea y un baron Nashor les dieron la victoria.

El último en salir a la palestra fue Royal Never Give Up. El campeón del MSI a priori tenía un partido relativamente sencillo para sumar sus primeros puntos en la LPL y más después de haber ganado la primera partida. Sin embargo, de forma sorprendente, perdieron contra JDG, que fueron claramente superiores al equipo de Uzi.

LA PEQUEÑA EXCEPCIÓN, TEAM LIQUID

El único de los equipos de las cuatro grandes ligas en ganar la jornada inaugural fue Team Liquid. El campeón norteamericano ganó a 100 Thieves en la reedición de la final. Sin embargo, cayó contra el peor equipo del pasado split de primavera: Golden Guardians.

Las vacaciones son, a la vez, un alivio y un suplicio para los esports, pues ha quedado demostrado que al comienzo de las temporadas les está costando coger más ritmo.

Normas de uso

Ver más

Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta