Directo
Calendario Worlds 2021: todos los partidos del mundial de LoL Ver ahora
Call of Duty: Warzone
Call of Duty: Warzone / Activision

Cómo solucionar la caída de FPS en la temporada 4 de CoD: Warzone

Muchos jugadores están sufriendo una molesta inestabilidad en Warzone. La tasa de frames por segundo ha dejado de ser constante. Afortunadamente, hay métodos para solucionarlo.

La temporada 4 ha llegado a Warzone con un buen ramillete de novedades. Sin embargo, también tenemos que lamentar algunos errores, una costumbre en los cambios de temporadas.

Un grupo numeroso de jugadores de PC está sufriendo una caída de frames por segundo muy significativa, lo que les impide jugar en las mismas condiciones que en la temporada anterior.

Obviamente, los FPS en un videojuego competitivo son esenciales para un buen rendimiento en cada partida. Si son altos y constantes, habrá muchas posibilidades de disfrutar y alcanzar buenos puestos. Si por el contrario tenemos caídas, la partida será prácticamente un infierno.

También es cierto de que a medida que va creciendo Warzone, sus requisitos mínimos en PC van quedándose anticuados. Es un problema, puesto que un PC que a priori los cumpla, puede que no mueva bien el juego. Sin embargo, también hay jugadores con ordenadores de gama alta quejándose de bajos FPS.

Parece que Raven Software no está optimizando bien el juego tras sus últimas actualizaciones y parches, por lo que los jugadores tendrán que ir buscando bajar el nivel de detalle gráfico en busca de un rendimiento superior.

Raytracing

Por ejemplo, uno de los puntos a tener en cuenta a la hora de buscar estabilidad es desactivar el Raytracing. A todos nos gusta fardar de lo último en tecnología, pero cuando morimos una y otra vez por jugar de mala manera, lo mejor es desactivarlo por completo.

Es un elemento estético, muy espectacular, pero que no ninguna ventaja competitiva tenerlo activado. Al contrario, puede darnos más de un quebradero de cabeza. Simplemente desactivando el RTX podemos ganar mucho en estabilidad.

NVIDIA DLSS

Otro punto que podemos tocar en busca de un mejor rendimiento es el DLSS de Nvidia. La tecnología, resumida brevemente, permite jugar en una resolución menor simulando estando en la mayor. Por ejemplo: podemos activar DLSS para que en unos ajustes de 1080P parezca que estemos jugando en 4K. No es real, pero funciona de lujo.

Por supuesto, al estar realmente en una resolución menor, los FPS correrán libremente sin tantas ataduras.

Superposición dentro del juego

La superposición dentro del juego es una característica muy útil para realizar capturas de pantalla o de gameplay, pero en ocasiones da problemas con los propios juegos. Una vez desactivado, los problemas suelen desaparecer. Lo mismo ocurre con la superposición de otros servicios, como Steam, aunque en este caso no se aplica.

Pulsar dos veces Esc

Alguno de los jugadores afectados por este problema de FPS han comentado que pulsando dos veces la tecla ESC el juego ha comenzado a funcionar perfectamente. Puede que el juego no detecte que esté ejecutándose en pantalla completa, pero bueno, no se pierde nada probando.

Drivers

Los drivers de la tarjeta gráfica es normalmente la solución de todos los problemas. Tenerlos actualizados es una necesidad para que todos los juegos nos funcionen como deberían.

Sin embargo, en ocasiones, muy de vez en cuando, son el problema. Alguna mala configuración no vista por los ingenieros puede hacer que un juego se convierta en terrorífico cuando antes iba perfecto. En Windows 10 se puede volver a los drivers anteriores, buscando la tarjeta dentro de los Adaptadores de pantalla y eligiendo la opción de instalar el controlador anterior.

Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta