Directo
Superliga: Split de primavera 2022 Ver ahora
Ibai y Messi: ¿oportunidad perdida?
Ibai y Messi: ¿oportunidad perdida? / Ibai Llanos

Ibai y Messi: ¿oportunidad perdida?

La presencia de Ibai en la presentación de Messi con el PSG ha dado de qué hablar. De nuevo ha salido el debate del mucho o poco periodismo, pero nosotros nos hemos fijado más en lo que ha ocurrido en él. ¿Ha sido un buen streaming? Nuestros redactores tienen opiniones encontradas.

Opinión de Carlos "Gorrinch" González

Ibai es, sin ningún tipo de duda, el streamer más importante en la historia de España. Sus méritos profesionales, con una forma de ser cien por cien auténtica, dejan en ridículo a los numerosos detractores que de vez en cuando salen a afear que figuras de alcance internacional se paseen por su canal con más comodidad que por otros medios tradicionales.

Si hablamos del terreno deportivo, el vasco ha sabido aprovechar un incontestable carisma adquirido con años de mucho esfuerzo en los esports, traduciéndolo en una personalidad que ha encajado perfectamente en Twitch. Marc Gasol, Sergio Ramos, Thibaut Courtois, Neymar Jr y sobre todo el Kun Agüero le han dejado ver aspectos personales que parecen imposibles de reflejarse en cualquier otro medio que no sea el del vasco. Eso tiene mucho mérito.

Por eso, cuando vi que acudía como invitado de honor (e inesperado) a la despedida de Leo Messi, me alegré mucho por él. Y cuando escuché que se iba en un viaje exprés a la presentación del astro argentino, pensé que era una oportunidad de oro, para demostrar que lo suyo es un fenómeno imparable.

Reconociendo su tremenda influencia y una trayectoria fuera de toda duda, el resultado de su viaje a París no podía haberme dado más lástima. Tres cuartos de hora de retransmisión con más de 300 000 espectadores deseosos de escuchar en primicia a Messi, para poco más de dos minutos en los que teníamos que suponer lo que decía el futbolista. Ni se le escuchaba apenas, ni había guion, ni cámara decente, ni parecían tener un plan.

"Ha quedado mejor así improvisado, porque se nos da mejor", dicen Nanclares y Ander, testigos en primera persona e invitados de excepción. Fue en un acto en el que los acompañantes de Ibai no solo perdieron el micro, sino una ocasión irrepetible para hacer historia. A los espectadores, nos ha dejado con una duda: ¿para qué han ido a París?

El propio streamer aseguró en un tuit que "ni soy periodista, ni quiero competir con la prensa, [...] pero no puedo rechazar estas cosas si me invitan, ya lo siento". El problema, creo, no está en el hecho de carecer de la carrera de periodismo, sino en el hecho de no valorar el lugar en el que te encuentras ahora mismo. Un olvido lo tiene cualquiera, pero es que Ibai no es "cualquiera"

En 2020 se llevó el premio al mejor streamer del planeta, y con muchos menos logros de los que acumula en apenas siete meses de 2021. Las campanadas, la Velada del Año, la presentación de Ibailand, la estupenda entrevista con Jordi Évole, sus descojonantes ánimos para selectividad, su infinita capacidad de improvisación… Ibai ha dejado claro muy a menudo que tiene todos los ingredientes para ser la estrella que es, pero creo que también debería ser consciente de los momentos históricos para brillar que le está dando su trabajo. Y la de Messi ha sido una oportunidad perdida.

Opinión de Víctor Ayora

Como voy después de mi compañero no voy a perder el tiempo en alabar más a Ibai. Lo he hecho en infinidad de ocasiones. Aunque también quiero recordar que no me tiembla el pulso si tengo que criticarle. Sin embargo, querido Carlos, creo que aquí te equivocas.

Respeto tu opinión al cien por cien, pero creo que inconscientemente has llevado el debate al mismo punto del que parte en redes: ¿es periodismo lo que hace Ibai?

Es cierto que no ha sido el mejor stream del vasco técnicamente hablando. Y es igual de cierto que un vídeo con una resolución baja se puede aguantar, mientras que uno con un sonido flojo, es más difícil. ¿Pero por qué insistimos en ello? Porque nos vemos reflejados.

Si a cualquiera de nosotros se nos olvida un micro en un evento, el desastre es completo. Porque lo que hacemos para web o televisión tiene que cumplir un estándar de calidad —ignorado, por cierto, por la gran mayoría a raíz de la pandemia—.

En Twitch no existe ese estándar. Y no lo hay porque hay diferentes categorías. Lo de hoy se llama IRL y no pretendía más que entretener a los miles de seguidores de Ibai con el viaje a París de su streamer favorito.

Aunque Ibai insiste en no hacer periodismo, al final en muchas ocasiones lo hace. Pero no era el caso de hoy. Ibai no estaba allí para preguntar a Messi si es feliz o si echa de menos Barcelona. Ni siquiera estuvo en la rueda de prensa para los medios. Estaba allí invitado para vivir la experiencia. La suya. No la de Messi. Si podía emitirlo en directo, mejor, pero no tenía la obligación de hacerlo.

Obviamente, Ibai ha aprovechado la oportunidad y lo ha emitido. Porque se debe a sus seguidores, por supuesto. Y lo ha hecho con los medios que tenía a su alcance tras una invitación tan rápida: un móvil y un micrófono perdido —ojo, también veremos el vlog en YouTube con mayor calidad—.

¿Lo ha podido preparar mejor? Por supuesto. ¿Ha perdido la oportunidad? Yo le he visto muy feliz al lado de Messi. Perder la oportunidad hubiera sido no haber ido. Porque donde también creo que te equivocas, Carlos, es que los 300K no esperaban escuchar a Messi. La gran mayoría estaban ahí por Ibai.

Nosotros lo vemos todo con los ojos de profesionales curtidos en mil batallas, donde se nos pide una calidad. Pero si nos ponemos en su piel, ya nos hubiera gustado estar allí. Lo habríamos emitido en nuestro propio canal hasta en morse. Y eso no podemos negarlo.

Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta