La historia de Occidente en semifinales del Mundial de LoL

Las semifinales del Mundial de League of Legends de 2018 se van a caracterizar por una fuerte presencia de equipos occidentales, con dos organizaciones europeas y una estadounidense compitiendo, junto a los subcampeones chinos, por convertirse en el nuevo campeón del mundo.

Pese a que desde 2011 no había tantos equipos de Occidente en la penúltima ronda, sí ha sido un hecho que se ha producido de forma habitual durante las siete ediciones previas de uno de los mayores espectáculos anuales del mundo de los deportes electrónicos.

La primera edición del Mundial, que se celebró en 2011, tuvo un marcado carácter occidental, ya que entre los ocho equipos participantes había tres europeos y tres norteamericanos. El cuadro lo completaban un equipo de Filipinas y otro de Singapur. Eliminados estos dos últimos en la fase de grupos, la fase de eliminatorias estuvo compuesta íntegramente por equipos occidentales. El triunfo final fue para Fnatic, donde militaba el español Enrique 'xPeke' Cedeño.

Fnatic se proclamó campeón del mundo en el año 2011
Fnatic se proclamó campeón del mundo en el año 2011. / Riot Games

Para la segunda edición la historia cambió completamente, ya que por fin entraban más equipos asiáticos, destacando coreanos, taiwaneses y chinos. Dos equipos occidentales, ambos europeos, lograron llegar hasta semifinales. Moscow 5 —por aquel entonces competía representando a Europa, aunque ahora Rusia tiene su propia región junto a la Comunidad de Estados Independientes—, gran favorito de la competición, perdió ante los a la postre campeones Taipei Assassins, mientras que la división europea de Counter Logic Gaming cayó frente a Azubu Frost.

La temporada tres, en la que comenzó el reinado coreano, solo tuvo un equipo occidental en las semifinales del Mundial. Fnatic logró imponerse en cuartos de final a Cloud9 —curiosamente un enfrentamiento que reviviremos este fin de semana—, lo que le valió para medirse en semifinales a Royal Club. El triunfo final fue, por primera, para SK Telecom T1.

El año 2014 el Mundial visitó Corea, una región que había ido mostrando su potencial con el paso de los años para erigirse como la más poderosa. Probablemente fue el peor mundial de la historia para los equipos europeos, que no lograron superar siquiera la fase de grupos. Dos norteamericanos sí consiguieron clasificarse para cuartos de final, pero no alcanzaron tampoco las semifinales. En aquella ocasión el título fue para Samsung Galaxy White.

EL MUNDIAL DE LA 'EUPHORIA'

Viniendo de este batacazo, es de entender que el Mundial de 2015 fuese bautizado en su momento como el de la 'EUphoria', ya que no solo se disputó en el Viejo Continente, sino que se caracterizó por un gran desempeño de los equipos locales. Dos equipos consiguieron llegar a semifinales: Fnatic y la organización española Origen. Sin embargo, perdieron todas las partidas de semifinales y el título fue a parar a SK Telecom T1 por segunda vez en su historia.

De nuevo otro equipo occidental lograría meterse en semifinales en el año 2016. Y en aquella ocasión se trataba, como ha sido la tónica habitual a lo largo de las diversas ediciones, de un club europeo. H2K Gaming sorprendía y lograba pasar primero de su grupo por delante de EDward Gaming y ahq, lo que le permitió tener un enfrentamiento más favorable en cuartos, donde se enfrentó a Albus NoX Luna. Nada pudo hacer, sin embargo, en semifinales y el título volvió a las vitrinas de SK Telecom T1.

En 2017, cuando el Mundial volvió a Asia, se repitió la situación de 2014 y ningún equipo occidental logró clasificarse para semifinales. A punto estuvieron de lograrlo Cloud9 y Misfits, que pusieron contra las cuerdas a Team WE y SK Telecom T1, respectivamente, pero terminaron cayendo en cuartos de final ante ellos. Aquel Mundial fue para Samsung Galaxy, que impartió un duro correctivo a SKT en la final.

*Imagen de cabecera propiedad de Riot Games.

ESCRIBE TU COMENTARIO...
Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta