Ahora es el turno de que el resto de accionado de Echo Fox tome cartas en el asunto
Rick Fox es el fundador de Echo Fox / Riot Games

|

Riot Games insta a Echo Fox a tomar medidas respecto al racismo

Riot Games es el protagonista del nuevo capítulo de la historia de racismo en el seno de Echo Fox que ha llevado a su fundador, el exjugador de baloncesto Rick Fox, a pensar en abandonar el club si no se desvincula del mismo el inversor que profirió los comentarios racistas.

Y es que la desarrolladora de League of Legends ha dado al club un plazo de sesenta días para solucionar estos problemas si no quiere que la situación afecte al futuro de Echo Fox en la LCS, la máxima competición del LoL norteamericano —y en la que el club es uno de los diez equipos que desde 2018 forman parte del franquiciado—.

"La LCS ha concluido su investigación preliminar sobre los supuestos comentarios realizados por un miembro del grupo propietario de Echo Fox. El discurso de odio, las amenazas y la intolerancia no tienen lugar en la LCS", explica la cuenta de Lolesports en Twitter.

"Hemos instado a Echo Fox a que tome las medidas apropiadas en un plazo de sesenta días", aseguran. Estas medidas pasan, concretamente, por la expulsión de ese miembro del grupo inversor. Pese a que Riot Games no ha especificado cuál sería el castigo recibido por el club si no tomase las medidas necesarias, Chris Greeley —comisionado de la LCS— ha explicado que "podrían afectar negativamente al futuro de Echo Fox en la LCS".

El incidente racista en Echo Fox salió a la luz a finales del mes de abril, cuando Richard Lewis desveló en Dexerto que Rick Fox había mandado un correo al resto de inversores del club informándoles de que buscaba vender su participación en el mismo citando como motivos el racismo y unas amenazas recibidas por su familia.

Estas amenazas terminaron por hacerse públicas, de nuevo de la mano de Dexerto, y su autor fue Amit Raizada, que prometió "joderlo a él y a su familia" durante el resto de su vida tras enterarse de que Fox ya pensaba en enero abandonar Echo Fox para trabajar en una serie de proyectos con Jace Hall, CEO del club.

Precisamente Jace Hall fue quien recibió los comentarios racistas que salieron a la luz en un primer momento y que motivaron a Fox a amenazar con vender su parte del club. Dicha venta, sin embargo, podría descartarla si el inversor abandona la organización.

ESCRIBE TU COMENTARIO...
Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta