DqMm8kkWkAAZbqp[1]
Drake es propietario de 100 Thieves / Twitter 100 Thieves

Influencers y famosos: un valioso recurso para los esports

Los deportes electrónicos han conseguido captar la atención de millones de jóvenes en todo el mundo, algo lógico si tenemos en cuenta su estrecha relación con el mundo de los videojuegos. No es de extrañar, por tanto, que cada vez más famosos muestren públicamente su afición por estas competiciones.

Uno de los mayores referentes a la hora de atraer las simpatías de los famosos ha sido Fortnite, ya que son muchos los deportistas, músicos y celebridades de cualquier ámbito que han compartido a través de sus redes sociales o en actos públicos que juegan a este título.

No obstante, hay otros que van más allá y deciden apostar directamente por los deportes electrónicos mediante la inversión en clubes, por ejemplo. En Europa ya hace mucho tiempo tuvimos el caso de André Gomes, jugador del FC Barcelona en aquel momento, y su inversión en G2 Esports. En Norteamérica hay todavía más ejemplos, muchos de ellos del mundo de la música, como la reciente inversión de The Weeknd en Splyce o la de Drake en 100 Thieves.

Este último ha querido aprovechar la victoria de su club en la CWL de Londres, una competición de Call of Duty que enfrentaba a los mejores equipos del mundo, para compartir con sus seguidores de Instagram una imagen de la celebración.

La decisión de Drake de llevar su apoyo al sector más allá de un tema meramente económico es, sin ninguna duda, muy positiva para el crecimiento de los deportes electrónicos, ya que los famosos y estrellas de otras industrias del entretenimiento más tradicionales —deporte, música y cine, por ejemplo— pueden jugar un papel clave a la hora de normalizar los esports.

El crecimiento interanual del sector ha venido siendo bueno y las proyecciones de distintos estudios son muy positivas, lo que explica en buena medida por qué tantas marcas han decidido apostar por los esports. Sin embargo, si se quieren asentar en el imaginario popular no basta con atraer grandes inversiones económicas.

Es aquí donde entra en juego el apoyo público de estos iconos de millones de jóvenes de todo el mundo, ya que, de alguna forma, 'legitima' las competiciones de videojuegos y las convierte en algo mucho más natural para jóvenes —y no tan jóvenes— poco familiarizados con los esports.

Evidentemente, esto no es estrictamente necesario. Los deportes electrónicos tienen una fuerte historia detrás y cuentan con el respaldo de millones de aficionados, y eso debe ser suficiente para que los agentes externos lo perciban como una realidad que todo apunta a que ha llegado para quedarse. Pero no hay duda de que estos apoyos ayudarán a acelerar el proceso.

ESCRIBE TU COMENTARIO...
Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta