Directo
Superliga: Decimoséptima jornada del split de primavera 2021 Ver ahora
Twitch
Twitch

|

Del #MeToo del gaming al Twitch Blackout: multitud de testimonios denuncian los abusos de streamers

Desde el pasado fin de semana han salido a la luz multitud de testimonios de creadoras de contenido y jugadoras que cuentan como otros streamers buscaron aprovecharse de ellas.

Un amplio grupo de streamers y espectadores han hecho un llamamiento para hacer un apagón de Twitch durante el día de hoy bajo el hashtag #TwitchBlackOut como protesta por los episodios de acoso sexual por parte de creadores de contenido que se han desvelado a lo largo de hoy.

Todo viene tras un fin de semana intenso en el que muchas personalidades del mundo del gaming, principalmente mujeres, han hecho públicas a través de las distintas redes sociales historias de discriminación de género y acoso y abuso sexual. Todo empezó el viernes por la noche a raíz de un post en Twitter de @Hollowtide hablando de un streamer de Destiny 2 al que describió como la "escoria más grande".

El streamer en cuestión parece ser SayNoToRage y han salido muchos testimonios al respecto. Uno de ellos, por ejemplo, es el de PrincessKitley, que lo publicó a través de Medium. A lo largo del texto cuenta que era su ídolo en Twitch y poco a poco fue ganándose su confianza y flirteando cada vez más hasta que, llegados a un punto, le pidió que le enseñase los pechos aprovechando que su mujer y sus hijos estaban de viaje.

También al mismo streamer apunta Snaps en otra publicación de Medium, en la que detalla cómo coincidieron y, según su publicación, él comenzó a invadir su espacio personal e incluso a propasarse pese a que ella le hacía ver que no tenía ningún interés. Tiempo después, explica, trató de acercarse de nuevo a ella.

Siguiendo con la comunidad de Destiny 2, Rion publicó un TwitLonger en el que relataba cómo un conocido streamer del juego, Luminosity48, la engañó invitándola a su clan y haciéndole creer que estaba en una relación —aunque él supuestamente tenía ya una— para conseguir fotos de ella desnudas. Según Rion, se trataba de una práctica habitual del clan BSK.

Otro streamer señalado ha sido Jump. En un testimonio publicado en TwitLonger, Maevri denuncia cómo aprovechó que estaba borracha y se la llevó a su habitación y la violó. En su publicación explica que primero asumió que podía haber sido un error porque habían flirteado e incluso se había ido con él, pero se sentía "rota" y años después se reafirmó en que no había sido consensuado.

Muchos más detalles aporta Bria Leigh, que lo denunció por violación. En otro TwitLonger relata que aprovechó a un grupo de amigos en común para ganarse su confianza y que ella, justo a parte del grupo, acudiese a su casa. Finalmente, cuando se quedaron solos, asegura que empezó a besarla y cuando lo apartó la cogió y se la llevó a la habitación, donde se produciría la violación.

Tras terminar, relata, le pidió perdón y la acompañó a su casa. Posteriormente ella le mandó un mensaje para "darle la oportunidad de ser honesto" pero él afirmó que solo habían hablado y le dio las gracias. Paralelamente él trató de sonsacar a sus amigos qué sabían y tras terminar le contó algo al respecto a su novia, aunque duda que le dijese lo que pasó de verdad. En su post pueden verse algunas capturas de conversaciones con él.

Baemax afirma en Twitter que trabajó en un torneo organizado por Amaz y que este la obligó, como parte del equipo de hospitalidad, a darse un baño con algunos jugadores. Posteriormente, destacó que no tiene ningún problema con los jugadores que aparecen en la foto, ya que fueron "simpáticos y respetuosos", pero sí con el uso que se le intentó dar por ser mujer.

Estos son solo algunos de los múltiples testimonios que han salido desde el pasado viernes en redes sociales y que han animado a muchas otras afectadas a contar sus casos también, algunas directamente en sus cuentas de Twitter o, en caso de otras, compartiéndolo con las más conocidas para que puedan amplificar sus testimonios.

#TWITCHBLACKOUT, UNA INICIATIVA NO ACEPTADA POR TODOS

Es por ello que se ha hecho un llamamiento al apagón de Twitch con el objetivo de que tanto la plataforma como su CEO tomen medidas contra los abusos, el racismo y el acoso y abuso sexual, así como las violaciones. Una de las abanderadas de dicho movimiento es Third Artifact, que animó a usar #TwitchBlackout y ha venido compartiendo declaraciones interesantes al respecto.

Emmet Shear, CEO de Twitch, ha compartido un mail en su cuenta de Twitter en el que asegura que están tomando medidas con los involucrados y que se lo están tomando muy en serio. En él afirma que quiere que la plataforma y las comunidades de streamers y del gaming sean mucho más seguras para todos.

El #TwitchBlackout, pese a todo, se ha encontrado con una gran oposición en la comunidad e incluso muchas de las creadoras de contenido que han decidido dar sus testimonios han resaltado que no quieren sumarse porque eso supondría quedarse calladas.

Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta