Directo
Mundial de TFT 2021: calendario, partidos, premios y horarios Ver ahora
Apex of Duty
Activision

Apex of Duty

La nueva temporada de Call of Duty ya se ha presentado. Tras dejar reposar la información, la avalancha de novedades y mis sensaciones 24 horas, tengo la sospecha de que se han quedado cortos y que han perdido una oportunidad. Bienvenidos a Apex Legends 2.0.

"Menudo juegazo". "Esto va a revolucionar los battle royale". "Han llevado el género un paso mas lejos". "Seguro que en Epic Games les está entrando el miedo". ¿Eres capaz de decirme sobre que juego estamos hablando solo con estas afirmaciones?

Pues depende del momento en el que leas estas líneas y de tus gustos seguramente digas un nombre u otro. Este tipo de expresiones eran bastante habituales cuándo se produjo el lanzamiento de Apex Legends, un battle royale que sorprendió a todo el mundo por la fugacidad de su presentación y las novedades interesantes que tenía. 

Pero esas mismas frases, quizás algo mas comedidas, se usaron en el momento en el Warzone empezó a coger tracción entre el gran público. Yo mismo me dejé seducir, y sigo bastante enganchando, por ambos títulos. 

En los dos casos había varios denominadores comunes. Lo principal es que el enemigo número uno era Fortnite y parecía un boss final imposible de vencer.  Esto es algo bastante común teniendo en cuenta que el título de Epic Games lleva dominando demasiado tiempo la escena, al menos en lo que a número de jugadores y espectadores se refiere. 

El según punto en común es que parecían contar con el arma necesaria para acabar con la 'tiranía' del rey y ocupar el trono con un aire fresco y diferente. En Apex Legends fue el tema de la movilidad, los escenarios tan amplios y las habilidades de los personajes. 

Para Warzone es contar con una marca como Call of Duty detrás, el Gulag, la entrega de armamento y ser un shooter reconocido por todo el mundo y con muchos años de experiencia. 

Y el último punto en común es que a la hora de entrar a pelear, ni si quiera se presentaron. Ambos tuvieron la oportunidad de dar un golpe sobre la mesa y hacer temblar el suelo de Fortnite cómo si fueran un meteorito, pero decidieron retirarse antes de pelear. 

Ambos juegos lanzaron su temporada en fechas próximas a una del título de Epic Games, en el caso de Apex Legends fue la segunda y en Warzone la cuarta, y ambos se quedaron en un quiero y no puedo. Hay que dejar claro que el título de Respawn cuenta con una masa de jugadores muy buena y sigue siendo muy interesante, pero ha quedado relegado a un escalón por debajo, al menos en lo que a influencia se refiere. 

Warzone parecía que había aprendido de los errores de otros juegos y que iba a mirar cara a cara a los ojos del gigante. ERES CALL OF DUTY, NO TE PUEDES ACHANTAR. Pero se achantó. Es cierto que la temporada 4 tiene cosas nuevas e interesantes, pero muy lejos de lo que se esperaba de ellos. 

En el plano comunicativo, toda la comunidad esperaba vídeos, imágenes para levantar hype y alguna sorpresa por redes sociales. Hemos tenido un tuit que era tan corto que sí ibas rápido por el timeline te lo pasabas de largo (lo digo por experiencia). 

Respecto a los cambios en el battle royale como tal, han calentado el ambiente con búnkeres secretos, lobos, la explosión de la presa, zombies... Que cantidad de teorías y de guiños han metido en los últimos meses... La realidad es que hemos tenido un contrato nuevo y tres 'minieventos en directo' que no cambian absolutamente nada las partidas. 

Quizás yo sea muy exigente, quizás Fortnite nos ha mal acostumbrado, pero cuándo llegue el día 15 y Epic Games vuelva a dejar a todo el mundo con la boca abierta con un evento brutal, no me quedará mas remedio que mirar a Warzone y decir: "Tu también podrías haberme hecho feliz". 

Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta