Directo
Playoffs finales de la tercera temporada de Spain Nationals Ver ahora

|

¡Hemos jugado a FIFA 22! Acaba la actuación y empieza el fútbol real con Hypermotion

EA Sports nos ha ofrecido acceso a la beta de FIFA 22 y a la presentación del juego. Por fin podemos hablar de lo que nos ha parecido y destacar las bondades de la tecnología Hypermotion.

El 1 de octubre llegará FIFA 22 a las tiendas. Los jugadores podrán probar el fútbol de nueva generación de EA Sports, ahora mucho más asentado que el título del año pasado. La tecnología Hypermotion dotará de un gran número de novedades a la saga futbolística, gracias a la nueva generación de consolas.

Para hacer Hypermotion se han combinado dos tecnologías. La primera es la captura de movimiento realizada habitualmente. Aunque en esta ocasión se da a lo grande. En lugar de tener un número de jugadores reducido en un estudio, se ha salido al campo y se han capturado los movimientos de los futbolistas en partidos reales once contra once.

La segunda es incluso más novedosa, al utilizar machine learning, el aprendizaje automático de la inteligencia artificial. La triste noticia es que Hypermotion no llegará a PC. Según EA Sports es para evitar la subida de requisitos mínimos. Parece más una excusa de última hora, pero mejor vayámonos a explicar cómo funciona esta tecnología. Lo hacemos por partes.

FIFA 22 Spotlight (en directo el martes 21 de julio a las 19:00 horas peninsulares)

Captura de movimiento

La captura de movimiento tradicional realizada hasta la fecha consistía en reunir a pequeño grupo de jugadores en un estudio con un guion ya escrito. La persona capturada recibía una serie de órdenes, las ejecutaba y sus movimientos se trasladaban al juego.

Es una tecnología fantástica que ha ayudado durante los últimos años a representar el fútbol virtual de las diferentes entregas de FIFA. Sin embargo, estas órdenes que podían consistir en controlar la pelota, chutar a puerta o correr quedaban limitadas a la actuación del futbolista y no a lo que haría dentro del campo en diferentes situaciones.

Con la captura de movimiento de un partido real, once contra once, no solo se añaden múltiples animaciones al juego, más de 4000 según EA Sports, sino que todas ellas son extraídas de un ambiente real. No habrá más actuaciones. En FIFA 22 todo lo que ocurre en el campo está basado en partidos reales y no en un futbolista interpretándose a sí mismo en un estudio cerrado y sin ninguna motivación competitiva.

Machine Learning

Sobre el aprendizaje automático, EA Sports ha creado un algoritmo que aprende cómo se puede desarrollar un partido tras analizar muchos de ellos. El machine learning va aprendiendo según se juega para adelantar y predecir los movimientos de los futbolistas.

Si os gusta Marvel, se podría decir que esta tecnología sería similar a Dr. Strange, cuya habilidad con la gema del tiempo es precisamente esa, conocer el futuro. Aunque en lugar de sentarse a viajar por el tiempo, lo que hace el machine learning es sentarse a analizar el comportamiento de los futbolistas reales y aplicarlo durante el juego.

Gracias a Hypermotion se han podido incluir un gran número de animaciones, como comentábamos anteriormente. No solo las que influyen al jugador que controla el balón, sino también al resto del equipo. Los futbolistas tendrán detalles como deslizarse durante unos instantes en el suelo al intentar evitar un saque de banda antes se quedaba atascado en la propia línea u observarán cómo la pelota les sobrepasa por encima en un saque de portería. Reaccionarán de distintas maneras a lo que ocurre en el terreno de juego.

Todo este aprendizaje ha llevado a completar animaciones de aproximación al balón mucho más realistas. Cuando un futbolista en un partido real se acerca al cuero, no siempre tiene que dar los mismos pasos o la misma zancada. En los FIFA anteriores esto no se tenía en cuenta, por lo que a veces se forzaba al modelo 3D a realizar pasos a trompicones. Ahora el futbolista virtual calculará cómo y cuánto debe caminar o correr para controlar una pelota. Veremos pequeños pasos para acercarse, e incluso calculará con qué parte del cuerpo sería mejor hacerse con el balón.

La defensa

En FIFA 22 también veremos un comportamiento táctico totalmente distinto. A muchos de vosotros os gustará saber que la defensa se ha reescrito por completo. Los zagueros trabajarán mejor juntos como línea, de hecho sobrepasar la zaga se ha convertido en algo más complejo en la beta que hemos jugado.

Por supuesto no solo se trata de los jugadores de cierre, sino que todo el equipo actuará de forma conjunta en tareas defensivas, juntando líneas o presionando de forma unida.

La defensa adelantará líneas al unísono o marcará en zona cuando queramos hacerlo. En la beta que hemos podido jugar se han visto ya estas novedades, habrá que valorar todos los cambios en profundidad en octubre, con el juego completo, pero desde luego ya se ha notado mucho el nuevo comportamiento defensivo.

El ataque

A la hora de atacar un balón aéreo también tenemos novedades. Todas ellas tienen de nuevo relación con Hypermotion. Tendremos un nuevo sistema de cabeceo con las nuevas animaciones. Los futbolistas que luchen en el salto lo harán como si de un partido real se tratara. Ambos saltarán e interactuarán en el aire. Uno se puede apoyar en el otro para coger más impulso, o reaccionarán a la situación. Anteriormente no se había tenido tan en cuenta la lucha por la posesión aérea entre varios futbolistas.

En la nueva entrega de FIFA los delanteros manejados por la IA tomarán hasta seis veces más decisiones por segundo que en anteriores entregas. Por lo que no se comportarán siempre de la misma manera.

Vuelven las largas animaciones de control

Llegamos a uno de los puntos más polémicos de las animaciones. EA Sports ha admitido en muchas ocasiones que siempre se ha favorecido a las animaciones cortas a la hora de controlar o jugar con la pelota. Así se evitaba que los futbolistas se quedaran expuestos ante un rival que se aprovechara de una animación sin finalizar.

Con la nueva tecnología todo cambia. Se vuelven a incluir animaciones largas, pero en esta ocasión el jugador estará atento a lo que le rodea y reaccionará al instante cambiando su movimiento por otro que le favorezca, alternando varias animaciones si es necesario. Así se favorece el espectáculo y no se perjudica al jugador.

Por supuesto, Hypermotion también tendrá efecto en cómo los futbolistas virtuales se comportan dentro del campo sin el balón en juego. En FIFA 22 los jugadores discutirán o charlarán entre ellos, señalarán al contrario o a la posición de la pelota, se secarán el sudor, se sonarán la nariz —esto nos ha llamado mucho la atención— o saltarán de distintas formas para evitar un comportamiento similar entre varios de ellos.

La portería

Un equipo está formado por once jugadores dentro del campo. Uno de ellos es totalmente distinto al resto: no va vestido igual, su función es muy distinta a la de sus compañeros e incluso puede tocar el balón con la mano. Hablamos, naturalmente, del portero. Una posición que también se ha reescrito por completo.

La clave está en convertir al portero de FIFA 22 en un portero. Parece broma, pero por fin tendrán una identidad propia dentro del juego. De hecho, es lo que más choca cuando nos hemos puesto a los mandos del juego. No hace falta volver a recordar el carácter beta del mismo, pero los porteros están muy cambiados.

Ahora el portero atajará más balones, y no solo despejará. Incluso en la beta hemos visto muchas paradas en dos tiempos. Algo que, todo hay que decirlo, nos ha generado más inquietud que seguridad. Será cuestión de acostumbrarnos, pero también hemos tenido sustos gordos cuando el arquero ha dejado un rechace a los pies de un rival.

Todo ello contrasta con la sensación de que los porteros parecen muros infranqueables a media y larga distancia. Los desarrolladores tienen todavía trabajo que hacer con los porteros. De hecho, así nos lo indicaron en la propia presentación de FIFA 22. Aunque es evidente que el cambio introducido, convertir al portero en portero, es beneficioso para esta posición tan complicada.

Nuevo sprint

La nueva edición del simulador de fútbol traerá también nuevos cambios a la hora de correr con la pelota. Cuando pulsamos R2 (en PlayStation) sabemos que hacemos un sprint. En anteriores juegos los rivales parecían reaccionar automáticamente a la pulsación del botón, por lo que en muchas ocasiones no se sacaba ventaja.

Ahora será diferente, puesto que el rival tardará una fracción de segundo en reaccionar, como lo haría en la vida real, aunque también dependerá de las estadísticas de ritmo de cada futbolista, por supuesto.

Tácticas, filigranas y estadísticas

En cuanto a la confección de la plantilla y las tácticas de equipo, ahora se podrá seleccionar nuevas tácticas de ataque. Tendremos dos opciones. Una de construcción de la jugada (Build Up Play), a falta de definir el término en nuestro idioma, y otra a la hora de crear ocasiones de gol (Chance Creation). Se podrá elegir en ambas las diferentes opciones habituales: pase largo, posesión, equilibrada, etc.

Las filigranas se potencian de varias formas. Habrá cuatro nuevas (Scoop Turn Fake, Four Touch Skills, Skilled Bridge y First Time Spin). Además, el 90% de las filigranas se podrán activar al controlar el balón. Se quedan fuera, obviamente, las filigranas que no tocan el balón.

Para terminar con todas las novedades del gameplay de FIFA 22, nos queda una que no tiene tanto que ver con el juego en sí, sino con el postpartido: las estadísticas. Muchos echaban en falta un completo análisis de cada partido. Y tenían razón, EA Sports nunca pareció dar importancia a las estadísticas, hasta FIFA 22.

Cada partido mostrará un resumen inmenso de números. Desde la posesión, tiros, pases, defensas, paradas del portero… Todas ellas al detalle. Tiros a puerta, porcentaje de acierto, balones perdidos, balones ganados, distancia recorrida, regates, porcentaje de pases, luchas aéreas ganadas,... Los amantes de las estadísticas disfrutarán mucho con el nuevo FIFA.

La promesa de EA Sports es que quieren convertir en FIFA 22 en juego justo. La comunidad es importante para la desarrolladora, aunque a veces pensemos que no, y uno de los objetivos para la próxima temporada es el de hacer un título que compense a todo tipo de jugadores.

Conclusiones del gameplay

Tras relatas todas las novedades de FIFA 22 en cuanto a gameplay, y no son pocas, solo nos queda escudriñar el juego con nuestras impresiones sobre el terreno. Hemos tenido la oportunidad de jugar a una beta y comprobar cómo será el fútbol de nueva generación.

No nos quedan dudas de que en cuanto el juego se ponga a la venta no faltarán las voces que digan que es el mismo juego del año pasado con la actualización de plantillas. Siempre es sencillo demostrar que hablan desde el desconocimiento, pero este año todos ellos se deberían quedar bien tapados.

Hypermotion se nota desde el momento que entramos al campo. Y eso que estamos hablando de una beta, por lo tanto un juego no acabado con medias implementaciones y sus correspondientes errores. Todo ello entra dentro de los previsto.

No podemos negar, no obstante, que es un FIFA. Viene en el ADN del desarrollo y eso no va a cambiar. Sin embargo, el comportamiento de los futbolistas virtuales sí que lo hacen. El ritmo es completamente distinto al de FIFA 21 —al menos al FIFA 21 del 20 de julio—.

La física de la pelota, aprovechamos para especificarlo aquí, cambia por completo. El balón también ha pasado por la captura de movimiento avanzado, lo que ha permitido mostrar en el juego todo lo correspondiente a su recorrido dentro del terreno de juego. Se ha tenido en cuenta la fricción con el césped y con el propio viento. El movimiento de la pelotas es lo primero que nos choca al ver el juego.

No hemos podido comprobar los nuevos modelados de los futbolistas, puesto que el asset de la beta correspondía a la versión de FIFA 21. Sin embargo, un Mbappé dinámico nos saluda en los menús del juego, mostrando sus nuevas animaciones corporales y faciales. Es increíble ver el resultado cuando los jugadores gritan.

El único modo de juego abierto para jugar ha sido el Kick-Off, un amistoso entre varios equipos, entre los que se encontraban Real Madrid, Atlético, PSG, los dos de Milán, Manchester City o una selección de iconos. Todo offline además.

Volviendo al terreno de juego, cabe destacar dos puestos dentro del mismo: la portería y la defensa. Ya hemos hablado de ello en este mismo texto, pero el trabajo defensivo de todo el equipo y de la zaga en particular es envidiable. Desconocemos cuánto de ello va a llegar al juego principal, pero tienen un nivel altísimo, al menos en Clase Mundial para adelante.

De los porteros ya hemos hablado, y poco más hay que añadir, en FIFA 22 hay que cambiar el chip, puesto que en niveles de dificultad avanzados será más complicado llegar al gol con los vicios heredados de FIFA 21.

Impresiona ver cómo son los partidos gracias a Hypermotion, a pesar de que falta trabajo por realizar. Se llega a la conclusión de que hay sudar la gota gorda para marcar un tanto. Habrá que trenzar más las jugadas antes del filtrar el último pase.

No obstante, mucha culpa de todo la tienen los autoblocks. La defensa sigue empeñada en parar todo tiro a portería. En FIFA 22 parece incluso que se han incrementado, en lugar de disminuir. La beta nos ha sacado de quicio en alguna ocasión por ello. Incluso el portero aparece cuando logramos sortearlos. Queda trabajo que hacer.

Nos quedamos con esa última reflexión. EA Sports tiene curro que realizar, pero se nota las buenas intenciones en un gameplay que deja buenas sensaciones. No queremos lanzar las campanas al vuelo hasta no probar todas las opciones del juego, o la versión final, pero Hypermotion puede suponer la gran mejora que todos esperábamos en FIFA.

Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta